Periódico

Sonoro

Audiovisual

CANALES

Edición 107

event 29 Abril 2024
schedule 31 min.
email Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
Juana Zuleta Betancur
share
  • “No se puede manejar de la misma forma un batallón que una universidad pública”

    format_textdirection_l_to_r

    John Jairo Arboleda, rector de la UdeA designado para un tercer período, habló del ambiente en el que el Consejo Superior Universitario se decantó por él. Además, respondió a varias de las críticas que le han formulado desde varios sectores de la Universidad, como que su gestión ha sido “permisiva”.

    Entrevista al rector designado de la Universidad de Antioquia para 2024-2027 John Jairo Arboleda

    El rector John Jairo Arboleda en el 10|12 Lab, donde se grabó la entrevista. Allí anunció propuestas sobre la duración del período de la rectoría. Foto: Juliana Restrepo Santamaría.

    El pasado 2 de abril, el Consejo Superior Universitario (CSU) reeligió a John Jairo Arboleda como rector de la Universidad de Antioquia, con seis votos a favor. En la sesión extraordinaria que se realizó en la Gobernación de Antioquia, Arboleda recibió el apoyo del sector productivo, el Gobierno, el Ministerio de Educación Nacional, el representante del profesorado, el de las directivas académicas y el de los egresados. El período 2024-2027 será el tercero en línea para él, no obstante, en esta entrevista aseguró que será el último. 

    A propósito de su designación, De la Urbe habló con Arboleda sobre lo que la comunidad universitaria puede esperar de esta nueva gestión; y le planteó algunas dudas y cuestionamientos que quedaron tras la campaña, como su figura de candidato-rector y su relación con sectores del empresariado antioqueño.

    En un inicio, usted no estaba en las cuentas de las candidaturas, ¿por qué decidió volverse a lanzar?

    La normatividad universitaria permite que haya una postulación en el ejercicio del cargo. Desde lo personal, uno tiene que tomarse unos tiempos distintos. Así es que las decisiones son muy al final del proceso, y por eso precisamente quedé en el último lugar de la inscripción. También había sucedido en la primera (para el período 2018-2021). Yo era decano de la Facultad de Ciencias Agrarias (2016-2017), y pensaba mucho en la toma de la decisión porque ‒siempre lo he dicho‒ no es un cargo, es una enorme responsabilidad la que uno asume; y para eso tiene que tomarse su tiempo para pensarlo, para discutirlo con muchas personas cercanas y, sobre todo, para preguntarle a la familia si están dispuestos a acompañar tantas ausencias.

    Terminó una campaña donde hubo mucha desinformación con respecto a las candidaturas. ¿Qué lectura hace sobre ese panorama?

    Muy lamentable. Yo lo sufrí. Lo sufrí porque yo creo que una de las grandes cosas que nos diferencia a los académicos universitarios de la dirigencia política nacional es que nosotros nos basamos en hechos, en cifras, y en la proyección que creemos que debe tener la Universidad. Yo no creo que haya cabida en un debate de estos para noticias falsas, mentiras completas, verdades a medias o para algunos comentarios tendenciosos. Y eso, desafortunadamente, nos pasó. Pero ya por fortuna sucedió el proceso de designación y esperamos recuperar nuestro espacio. 

    En medio de ese panorama, unos carteles lo señalaban entre los aspirantes “del GEA” (Grupo Empresarial Antioqueño). ¿Tiene alguna relación con el GEA o con el empresario Manuel Santiago Mejía?

    Tengo una relación interinstitucional. La Universidad de Antioquia y quien ocupe su rectoría hacen parte de la Junta Asesora del CUEE 2.0 (Comité Universidad Empresa Estado), y allí se encuentran todos los empresarios del departamento: los grandes, los medianos y especialmente los pequeños. Yo he tenido relación con el doctor Manuel Santiago en virtud de su participación en el Consejo Superior Universitario por muchos años. Él hace parte de la Junta Directiva del Hospital Alma Mater de Antioquia desde que era IPS universitaria, y ha sido un egresado de la Universidad que siempre ha estado muy atento en generar puentes de comunicación cuando se trata de gobiernos locales, regionales o nacionales, y también con el resto del empresariado. Tengo muy buena relación con los empresarios de Antioquia, con algunos de Colombia, e incluso en otras regiones. A mí me parece que es una gran oportunidad para que ellos conozcan de cerca la universidad pública, y sobre todo para que acompañen y apoyen muchos de los procesos que desarrollamos en los territorios.

    El 2 de abril el sector productivo votó por usted, cuando en principio había votado por la profesora Natalia Gaviria. ¿Por qué se dio ese cambio?

    Yo creo que el gran valor de mi candidatura fue la consulta. La comunicación que se conoció del Intergremial es que ellos se acogían también a esa consulta y que postulaban mi nombre. Y a raíz de lo que se suscitó con la elección de rector en la Universidad Nacional, el señor presidente hizo dos trinos en los cuales decía: uno, que se haga público por quién votan, así sea secreto el proceso; y dos, que apoyen a quien ganó en las consultas.

    ¿Cree que ser candidato-rector lo favoreció de alguna manera?

    Yo creo que favorece, sin duda. Primero por trayectoria, segundo por conocimiento del desempeño y funcionamiento de la institución; y por supuesto, cuando uno lleva seis años en el cargo hay mucha más gente que lo conoce y que ha trabajado con uno, y seguramente entre esas personas hay alguna preferencia por algún nombre, alguna figura en particular. Pero también hay riesgos. Yo creo que, en situaciones tan difíciles como las que nos toca administrar a las universidades públicas en nuestro país, es más fácil cometer errores, tener opiniones contrarias a lo que uno haya hecho. Finalmente, lo que se critica es lo que se ha hecho, lo que no se ha hecho es difícil de criticar, aunque también pueden venir críticas en cosas que se dejan de hacer.

    ¿Qué tan involucrado quiere estar en el debate sobre la reforma a la Ley 30?

    Como rector, lo que me toque hacer como la figura que represento. Pero sobre todo yo quiero ser un gran promotor de la participación que debemos tener los universitarios y la sociedad, porque yo creo que no podemos perder esta hermosa oportunidad de construir, porque este es un tema del orden nacional. La Ley Estatutaria de Educación va a generar la imperiosa necesidad de establecer no una reforma de la Ley 30, sino una nueva Ley de Educación Superior. Es una oportunidad para construir esa nueva ley que nos soñamos.

    Aunque el gobierno universitario pasa por la reforma de la Ley 30, las universidades tienen capacidad para actuar al respecto aun sin reforma. ¿Impulsará algún cambio para que la designación de rector sea más democrática? 

    Sí, yo creo que ese es un tema fundamental. A mí me parece muy importante darle algún peso específico a la consulta, y en eso estoy: sometiendo a discusión con parte de las personas que nos acompañan en estos temas. No sé si la fórmula será ‒en eso tendremos que ponernos a pensar como comunidad universitaria‒ hacer unas ponderaciones. Parte de la no participación en este proceso se deriva de eso, que mucha gente dirá ¿y yo para qué voy a participar si esto no es vinculante? También hay que discutir el tema de los períodos rectorales, que es muy relativo. […] Yo estoy trabajando en una propuesta que tendrá que ser sometida a discusión: que se amplíe a cuatro años el período y que haya una sola reelección.

    El Gobierno votó por usted en la segunda sesión del CSU, y el gobernador Rendón respondió con un trino donde decía que espera que usted “esté por encima de sesgos ideológicos del Gobierno”. ¿Cómo queda su relación con el gobernador?

    Cordial, como debe ser entre dos instituciones tan importantes en el departamento. Uno tiene la enorme obligación, como representante legal de la Universidad, de mantener relaciones con todos los integrantes de la institucionalidad antioqueña y colombiana, y por supuesto ojalá con cada uno de los habitantes del territorio. Él tiene unos temas que lo preocupan, que seguramente van a ser objeto de trabajo, porque también nos preocupan. En algunos asuntos coincidimos, y esperamos en este trienio el acompañamiento y la disposición para trabajar en temas de educación superior.

    Los integrantes del CSU en la sesión en la que designaron al rector Arboleda. A diferencia de la sesión anterior, que fue en la UdeA, esta se hizo en la Gobernación. Foto: Dirección de Comunicaciones UdeA / Alejandra Uribe Fernández.

    Los integrantes del CSU en la sesión en la que designaron al rector Arboleda. A diferencia de la sesión anterior, que fue en la UdeA, esta se hizo en la Gobernación. Foto: Dirección de Comunicaciones UdeA / Alejandra Uribe Fernández.

    A propósito de las preocupaciones del gobernador, existe la sensación, en sectores de la comunidad universitaria, de que algunos problemas de convivencia en la Universidad, como consumos, ventas y fiestas, parten de una supuesta permisividad de su administración. ¿Usted ha sido permisivo?

    Yo creo que tengo esa imagen. Hemos encontrado opiniones de las personas externas a la Universidad y algunas internas que dicen que aquí hay mucha permisividad. Yo creo que aquí hay una gran conciencia de lo que es la cultura universitaria. No se puede manejar de la misma forma un batallón que una universidad pública. Yo creo que la autoridad no pasa por el uso de la fuerza, sino por el diálogo. El problema es que afuera a veces es difícil que se entienda que para nosotros un tema de consumo lo tenemos que asumir desde la salud pública, y no es simplemente una flexibilización para que cualquier persona haga lo que le dé la gana. Es muy difícil explicarle a esta sociedad antioqueña que un estudiante se toma 25 semestres en terminar su carrera, porque nosotros sabemos que aquí hay trabajadores que estudian y estudiantes que trabajan, y esa persona se va a demorar más que aquella que toma tiempo completo. Pareciera permisividad o dejadez, y es muy fácil de explicar, pero es al parecer muy difícil de entender hacia afuera.

    Otro asunto sobre su administración durante la campaña fue el tema de la desfinanciación en la Universidad. ¿Cuál es el panorama actual?

    Estamos un poquito mejor, pero no estamos bien. Una cosa es que estemos desfinanciados, y otra cosa es que estemos en déficit. La Universidad no está en déficit, porque si lo estuviera ya tendríamos intervención del Ministerio. Nosotros estamos desfinanciados porque la Ley 30 de 1992 estableció que la plata que se recibe está sujeta al IPC (índice de precios al consumidor). El crecimiento del costo de funcionamiento de la Universidad ha estado siempre por encima del IPC, y eso es lo que celebramos del Gobierno anterior y de este: que le han entregado, por primera vez en la historia, a la universidad pública la mayor cantidad de recursos de base presupuestal. ¿Cuál es el problema? Que esa desfinanciación no se va a solventar en dos años, y por eso necesitamos una política de Estado, no de Gobierno, que es lo que tenemos hasta ahora. Necesitamos que la ley que quede responda a esa situación y deje el panorama claro de que vamos a recibir más recursos.

    Frente a este panorama, ¿cómo buscará más recursos?

    Tenemos que celebrar que haya un Gobierno que entregue recursos de base presupuestal para algo que venimos haciendo hace 28 años, porque el crecimiento de la Universidad en regiones se dio con dinero propio. Este Gobierno dice que por cada estudiante matriculado en estos municipios, en esa Universidad en tu Territorio ‒como se conoce la propuesta del Gobierno nacional‒, entrega unos recursos adicionales de base presupuestal. Ahí hay una fuente importantísima, todavía no sabemos cuál será el monto, pero va a permitir que mucho del presupuesto que teníamos destinado para inversión podamos destinarlo a otras necesidades. Y hay varias fuentes: esta es una universidad austera, y además tenemos que trabajar arduamente para que el Distrito Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación de Medellín empiece a entregar recursos de base presupuestal. El distrito de Medellín ha entregado recursos muy importantes de estampilla y de los que se transfieren por alguna participación, pero necesitamos es de base presupuestal. Estuvimos muy cerca en el período anterior con el Concejo. Estamos seguros de que, acercándonos a la nueva Alcaldía, a los nuevos concejales, se logrará en este nuevo período, porque el gran beneficiado de la presencia de la Universidad en Medellín ha sido Medellín.

    Ante la ausencia de esa base presupuestal, la forma de financiación indirecta ha sido mediante la extensión universitaria, pero se escucha en la Universidad que los proyectos de extensión no están llegando, ¿es así?

    Hay una afectación en las finalizaciones de los períodos de gobiernos municipales y departamentales y los inicios de los nuevos. Siempre se cae porque la curva de aprendizaje de los nuevos funcionarios es: “primero voy a conocer cómo está el asunto”, y se demoran unos meses en empezar a contratar y revisar la caja, cómo quedó la olla, en términos de ellos, si quedó muy raspada o con recursos. Siempre hay una caída cada vez que termina un gobierno e inicia otro, nacional, departamental y municipal. Esperemos que no se afecte mucho porque son muy importantes los recursos producto de la extensión. 

    Un asunto que también se rumoró antes de la designación es que hubo acercamientos para un supuesto acuerdo político con la candidatura de John Mario Muñoz. ¿John Mario Muñoz va a estar como vicerrector? y, ¿quién más va a conformar el equipo directivo?

    No tengo ningún pacto político firmado. Yo no soy partidista, mi camiseta es Universidad de Antioquia. En los debates yo tomaba nota de algunas ideas que me parecían importantes de unos perfiles del nivel de un aspirante a la rectoría, y voy a tratar de reunirme con un poco más de cuatro o cinco de las personas que estaban aspirando a este cargo ‒no solamente con John Mario‒ para conocer opiniones y mirar posibilidades de acuerdo con los perfiles o si veo necesarios acompañamientos.

    ¿Entonces tampoco descarta que Muñoz u otro candidato o candidata terminen en alguna vicerrectoría u otros cargos?

    Por fortuna lo que tenemos en la Universidad es talento humano, y eso hace un tanto más fácil encontrar esas personas que nos pudieran acompañar. El asunto es que estemos vibrando en la misma sintonía, que haya primero aceptación, porque hay personas muy valiosas en la Universidad pero que no les gusta. Hay otros que les gusta, pero de pronto tenemos algunas diferencias que uno dice “es muy difícil que encontremos formas de trabajar conjuntamente”. Vamos a tratar de encontrar esas personas con la misma vibración y frecuencia, y que tengan todo el reconocimiento para el desempeño.

    ¿Durante este período impulsará una reforma en el Estatuto General, el Reglamento Estudiantil y el Reglamento Docente?

    Creo que es necesario en algunos temas fundamentales por lo menos actualizar, pero sobre todo aprovechar esa nueva Ley de Educación Superior. Lo que sí puedo comprometer es que nada se hará a espaldas de ninguno de los estamentos concernidos: si son asuntos profesorales, será con los profesores; si son asuntos estudiantiles, será con los estudiantes; si son asuntos de egresados y empleados, será con ellos; y ojalá lograr participación. Tenemos grandes dificultades en la Universidad, y es que las participaciones son muy limitadas en número. Pero lo que espero al final es que esto no sean motivaciones de cada tres años, porque tan pronto pasa la designación, nadie más vuelve a hablar de estos temas.

    ¿Y usted buscará una nueva reelección?

    No.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS
    Edición 107

    Cuatro búhos rayados ‒una hembra adulta con sus polluelos y un macho adulto‒ fueron avistad... format_textdirection_l_to_r

    DLU Lab
    La consulta para la rectoría cuestiona los alcances de la democracia universitaria y que los resultados de la votación no se... format_textdirection_l_to_r
    Edición 106
    Los resultados de las últimas elecciones presidenciales y regionales reconfiguraron la composición del Consejo Superior Univ... format_textdirection_l_to_r
    DLU Lab

    Lilia Taborda hace parte del equipo de jardine... format_textdirection_l_to_r