Rugby UdeA es nuevamente campeona nacional

Los resultados se consiguen con esfuerzo. La perseverancia y constancia nos conducen inevitablemente al éxito. Nunca desfallecer, detenerse a pensar, replantear ante la derrota y salir en busca de la gloria. La selección de rugby de la Universidad de Antioquia nos deja esta enseñanza.

Por: Esteban Hernández

medalla-universidad

El objetivo era uno y nada más que uno. En la mente de Leonardo Gaitán Zuluaga, capitán y al mismo tiempo técnico de la selección masculina de rugby de la Universidad de Antioquia, solo existía la palabra “campeones”; querían alcanzar nuevamente el título que ya había sido suyo dos años atrás.

Ser campeón nacional no es una tarea sencilla, sobre todo en un ambiente universitario donde la nómina de los equipos cambia notablemente año tras año, por lo que sostener un proceso se hace inviable, pues el trabajo está siendo renovado constantemente. Sin embargo, esta fue una lección que quedó marcada para el equipo durante los juegos de 2015 en los que no pudieron revalidar el oro. Así que se mentalizaron y prepararon fuertemente para ser candidatos en 2016.

El camino en el Eje Cafetero no fue fácil, aunque iniciaron venciendo por 26-7 a la UFPS, la Universidad del Valle los frenó en seco tras derrotarlos por 19-7 en el segundo encuentro y en el ambiente se percibía una segunda eliminación consecutiva en fase de grupos. La tarea se complicó en demasía, ahora debían vencer por 40 puntos de diferencia a la Universidad del Rosario, “era como ganar un partido de fútbol por 7-0 y se hace más difícil si eso lo debíamos hacer en catorce minutos”,  dice Leonardo; a pesar de las dificultades, los hombres de la UdeA sacaron la jerarquía en este encuentro y vencieron por 42-0 a su rival, clasificando a semifinales.

En este punto tenían que tener nuevamente cabeza fría, dependían solamente de ellos y del trabajo en equipo para salir en busca del título, pero antes debían enfrentarse a la Escuela Nacional del Deporte, los campeones vigentes de la competencia. Los aires de confianza que el equipo había tomado tras la clasificación lo hicieron imparable y así logró su pase a la final con un contundente marcador de 19-5, asegurando de paso la medalla de plata.

Un viejo conocido los esperaba en la final, el único equipo que los había podido derrotar en el torneo: la Universidad del Valle. Pereira: la sede. Universidad Libre: el lugar. 11:20 a.m. del 31 de octubre: la fecha. La medalla de oro: el sueño.

Los errores se hicieron invisibles, los temores desaparecieron, todos fueron uno y se hicieron invencibles, lo ocurrido en el primer encuentro era parte del pasado y la UdeA en tan sólo catorce minutos de juego apabulló con marcador de 36-7 a su rival. El equipo de rugby se alzó con la presea dorada por segunda ocasión en los últimos tres años.

rugby

“Un torneo ganado a pulso, nadie nos regaló nada, nadie puede decir que no lo merecemos porque trabajamos muy fuerte para lograrlo”, cuenta Leonardo que junto a su equipo, tenían la frustración de haber perdido varias finales en este 2016. “Contra Valle perdimos en fase de grupos y prácticamente estábamos fuera del torneo, pero los resultados se dieron y quedamos dependiendo de nosotros, aunque teníamos que demostrarlo. Estuvimos en el grupo de la muerte y resurgimos de él”, finaliza el capitán y entrenador de nuestra selección representativa de Rugby.

¡Felicitaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *