De La Urbe Digital

Sábado
Feb 23rd

Educación y castigo contra la discriminación

AddThis Social Bookmark Button

 

Leidy María Ramos


“Es incómodo sentir que no podés acelerar tu ritmo mientras caminas a altas horas de la noche porque eres de tez oscura y seguramente estás acechando a alguna víctima”, comenta Jeison Orixas Palenque con cierto desagrado al recordar las distintas ocasiones en que ha padecido la discriminación por ser afrodescendiente. 


Para Jeison, estudiante de Química Farmacéutica de la Universidad de Antioquia, en Medellín persiste cierto racismo camuflado, que incluso puede ser más dañino pues es más difícil de identificar. Además, agrega que en alguna ocasión le negaron una entrevista telefónica de empleo sólo por su acento chocoano. 


Actualmente cursa en el Congreso de la República un proyecto de ley que  penalizaría  el racismo y la discriminación en Colombia y que daría cárcel de uno a tres años a todo aquel que provoque daño físico o psicológico a las personas, no sólo por cuestión de raza, sino por etnia, sexo u orientación sexual, religiosa, filosófica o política. 


Antioquia es una de las pocas regiones del país que cuentan con una Gerencia de Negritudes y una Gerencia Indígena, y la ciudad de Medellín cuenta con la Secretaría de Equidad de Género, entidades que trabajan contra la discriminación. La Dirección Nacional de Planeación (DNP) ha estimado que la población afrocolombiana del Valle de Aburrá representa el 23% de la población total. Para Vicente Brayan Rivas, Gerente de Negritudes de Antioquia, es innegable el avance, por ejemplo, en campañas contra el racismo, cuando años atrás la intolerancia social en la ciudad era mucho más agresiva. “En Medellín hubo una época donde uno se subía al bus y el asiento donde iba el negro no se ocupaba, lo dejaban sólo; y si había un mestizo y se le sentaba un negro al lado, esa persona se levantaba”. 


Pero esta realidad no es de otros tiempos y en la actualidad se refleja en la grave situación de pobreza en la que vive la población afrocolombiana. Según el Observatorio de Discriminación Racial, el ingreso salarial promedio de los afrocolombianos es aproximadamente 20% menor al del promedio de las personas no afro y tan sólo el 51% pueden acceder al sistema de seguridad social en salud. 


La ley, que aún no entra en vigencia, podría mejorar la calidad de vida de comunidades vulnerables, sin embargo ha cobrado polémica en medios de comunicación y la ciudadanía, en especial, por su efecto de castigar con cárcel a aquellos que discriminen. Para Brayan Rivas, la implementación de la norma se hace necesaria para concientizar mínimamente a una población que “desde la educación sigue generando estereotipos de exclusión y discriminación”. El funcionario agregó que desde procesos históricos, el país ha sido lento para implementar medidas antidiscriminatorias y por ende, en América Latina, es de los más atrasados en materia de legislación. 


Por su parte, Mariano Guerra Díaz, abogado de la Organización Indígena de Antioquia (OIA), expresó su escepticismo ante la iniciativa de convertir en delito un problema que debería enfocarse desde la escuela. “Esta penalización contra la discriminación va a ser una falacia y un salto más al vacío porque lo que se requiere en Colombia son reales políticas públicas para las minorías. La ley no va a ser sino un sofisma de distracción”.


Lo paradójico para Guerra es que se promueva una ley de inclusión donde la población no fue consultada, excepto la cúpula de algunas organizaciones, y no fue discutida con las comunidades maltratadas. “Yo logro entender que el criterio de esta norma es importante y es un paso hacia una nueva fe, pero, ¿por qué no se consultó y se establecieron criterios con las minorías?”


Elkin Obregón Lloreda, representante legal de Afro Medellín, afirma que “aunque es un aporte en materia legal para ponerle freno a la discriminación, el tema debe avanzar hacia el campo de la educación para preparar a toda la comunidad a que respete a las minorías”.  


Así mismo, Mario López, gestor de Proyectos de la Corporación El Otro, considera que a pesar de ser una medida que favorece a los grupos poblacionales que históricamente le han sido vulnerados sus derechos, las transformaciones deben tener un carácter pedagógico y orientado al cambio de imaginarios culturales y sociales a través de iniciativas educativas.


El concepto de la Corte

 

La discriminación es definida por la Corte Constitucional en la Sentencia T-098 de 1994, como “la conducta, actitud o trato que pretende anular, dominar o ignorar a una persona o grupo de personas, apelando a preconcepciones o prejuicios sociales o personales que dan como resultado la violación de sus derechos fundamentales”.  

 

La Discriminación como delito

 

 

La ley determina que una de las circunstancias consideradas como delito es cuando personas u empresas descarten entrevistas laborales y serán sancionadas con cárcel y multas de diez a quince salarios mínimos. 


Otros casos que incurrirían en penas por discriminación son: la prohibición de entrada a discotecas, teatros y eventos, despidos laborales, agresión física y hostigamiento físico y psicológico. 

 

El proyecto de ley podría caerse

 

 

Hace una semana la comisión de conciliación de Cámara y Senado llegó a un acuerdo y aprobó el texto que une la inclusión de condenas no sólo por raza sino por religión, ideología, género, orientación sexual y origen nacional o cultural. Sin embargo, el proyecto podría archivarse si se complica el debate entre la votación en las plenarias de ambas cámaras.


La iniciativa no es nueva y en ocasiones anteriores se impulsaron desde el Congreso proyectos de legislación que por falta de apoyo político quedaron en el olvido (en el 2006, por iniciativa de la exrepresentante María Isabel Urrutia y uno año después, el propuesto por la Defensoría del Pueblo). Esta vez el proyecto tiene gran acogida y el gobierno estaría dispuesto a firmarlo, aunque algunos ya lo catalogan más como un efecto mediático, por el año Internacional de los Afrodescendientes, que como un tema de conciencia de los colombianos. 


Enlaces de Interés: 
http://www.ddhhcolombia.org.co/files/Cifras%20sobre%20discriminacion%20racial.pdf