Fotogalerías

El último adiós para Chapecoense

El miércoles 30 de noviembre, Medellín se movilizó masivamente hacia el Estadio Atanasio Girardot para homenajear a las víctimas del trágico accidente ocurrido en Gordo, municipio de La Unión, Oriente antioqueño.

Homenaje al equipo Chapecoense

 

El Estadio Atanasio Girardot de Medellín se preparaba para recibir una nueva final de fútbol profesional, pero la fatalidad del destino hizo que los planes cambiaran drásticamente de un momento para otro. La triste noticia del accidente del avión que transportaba a la delegación del club Chapecoense, de Brasil, acabó con la fiesta que se tenía prevista para el 30 de noviembre, cuando Atlético Nacional recibiría a los brasileros, en el primer partido de la final de la Copa Sudamericana.

Ante el increíble suceso, el fútbol mostró su lado humano y la cita en el máximo escenario deportivo de los antioqueños mantuvo la hora y el día pactados con antelación, pero el motivo esta vez fue distinto: miles de personas vestidas de blanco se desplazaron hacia el Atanasio Girardot desde inicios de la tarde de ese miércoles y las filas empezaron a alargarse con el pasar de los minutos. La pelota dejó de ser el centro de este encuentro y el luto por las 71 personas que perdieron la vida fue la causa de dicha movilización.

Con mensajes en camisetas, pancartas y banderas; flores y velas, más de cien mil personas llegaron al estadio para expresarle al pueblo brasilero y al mundo en general, que sentían como propia una pérdida tan grande, y se solidarizaron con los familiares, amigos y conocidos de las víctimas de la tragedia. Las instalaciones quedaron pequeñas ante la cantidad de gente que quiso entrar y muchos tuvieron que hacer parte de este homenaje quedándose las afueras del ‘coloso de la 74’, en las pantallas gigantes dispuestas en la Carrera 74 y el Parque de Banderas.

En una ceremonia solemne, cargada de emotividad y dolor, los aficionados del fútbol en Medellín le dieron el último adiós a los que viajaron a Colombia siendo rivales deportivos y crearon un lazo de hermandad a través del canto “Vamos, vamos Chapé”, que caracterizaba al equipo de la pequeña ciudad de Chapecó, del estado de Santa Catarina, en Brasil.

Estas fueron algunas imágenes que dejó el homenaje a la memoria del club Chapecoense, a los periodistas y a la tripulación del avión que perdieron la vida la noche del 28 de noviembre de 2016.

El último adiós para Chapecoense
Homenaje a la memoria del club Chapecoense
Ver galería

Tríptico de San Pacho

En el Caribe chocoano, a una hora y media en lancha desde el puerto de Turbo, se encuentra la población de San Francisco-Triganá del municipio de Acandí. Este es uno de los resultados del viaje realizado a esta zona por el semillero Viajeros.

Texto: Karen Parrado Beltrán
Fotografías: Semillero Viajeros
En el pie de foto, dé clic en los puntos para ver la descripción de la foto
Tríptico de San Pacho

Salgar se reconstruye

Un año después de la avalancha que cobró la vida de 104 personas en este municipio del Suroeste antioqueño, algunos de sus habitantes dejan a un lado el silencio.

Por Juan José Galeano Ríos – galeanoriosjuanjose@gmail.com

A las noticias sobre la solidaridad, la inversión y el renacer del municipio, se suman las voces de los salgareños que, poco a poco, ponen en palabras los miedos, la nostalgia y las expectativas para la reconstrucción de su pueblo.

Al poner el puntero sobre la imagen verá las direccionales para explorar la galería
Salgar se reconstruye

 

“Paso las noches parada en la ventana porque tengo toda mi familia que vive frente al río. Nosotros nunca vamos a olvidad eso, ¡si no lo olvidan los niños que, supuestamente, todo lo olvidan!”.

Yulieth Arango Montoya

“Fui al entierro de 33 conocidos, pero no he llorado. Yo misma no me doy cuenta de por qué no he llorado”.

Luz Matilde Cuartas

“Los simulacros pueden servir, pero yo no quiero que se llegue ese día. Pienso en lo que viví y en que me tocaría volver a sentir eso. En las noches, cuando llueve, me pongo muy nerviosa. Los hermanos míos y mi hijo viven pendientes de mí porque uno no sabe cómo va a reaccionar”.

Luz Fanory Rueda

“Ahí van a quedar unos lotes, pero uno no puede agrandar la casa ni se puede tener animales. Entonces, yo que tengo mis bestias, ¿dónde las voy a dejar?”.

Fabio Moncada

“La gente ha creado la capacidad de superar, pero sobre la herida. Es una,curación en falso. Hay revictimización por parte del Estado y de las instituciones privadas. Muchos vienen solo a tomarse la selfi. Traen una bolsita de mercado y quieren llevarse todas las fotos”.

Sacerdote Jhony Ceballos

Reportaje gráfico publicado en la edición 03 de De la Urbe Suroeste

 

Campesinos profesionales, los oficios en la selva

En el Bajo Cauca antioqueño la riqueza de los suelos y sus selvas choca con las dificultades sociales, económicas y de orden público a las que se enfrentan sus habitantes. A pesar de las carencias, muchos campesinos han entendido que su supervivencia depende no solo del arduo trabajo, sino, sobre todo, de la comprensión de la naturaleza que los rodea.

Por Juan David Tamayo Mejía – juandatamayo17@gmail.com

Este registro fotográfico muestra a estos hombres, “campesinos profesionales” como ellos mismos se llaman, que no han necesitado de maestrías ni posgrados para saber de agricultura, de minería, de pesca o ganadería.

Los oficios en la selva
Al pasar el puntero sobre la imagen verá las direccionales para ver las fotografías. Y para ver el pie de foto completo dé clic en los puntos.
Los oficios de la selva

Dulces miradas colombianas

Estas miradas son el resultado de viajes por el norte del país, donde el conflicto armado es agudo, es potente la extracción de los recursos naturales y la lucha diaria es por sobrevivir en medio de las adversidades.

Vida en el Valle de la Muerte

Estas son algunas impresiones que dejaron nuestro paso por el Valle de la Muerte en Estados Unidos. Un collage de diferentes paisajes y colores entre los estados de Nevada y California.

Reportajes gráficos: Hechos de paz

Estas series fotográficas son el resultado del taller “La ética de la fotografía documental y los hechos de paz”, dictado por Lucy Libre y Natalia Botero, con la unión entre la Facultad de Comunicaciones de la U de A y Focos Narrativos.