Análisis

Análisis

Nuevo acuerdo de paz, de novela

Durante 42 días, los colombianos vivieron momentos de máxima tensión debido al futuro del proceso paz. En este tiempo hubo muchas preguntas. Por ejemplo, ¿por qué ganó el No en Antioquia, donde más se ensañó las Farc en las últimas décadas?

John Hernández, Sebastián Carmona
johndj3@gmail.com, sebastiancarmona503@hotmail.com

Acuerdo de paz

En una historia compuesta por inicio, nudo y un posible desenlace se convirtieron los dos últimos meses del proceso de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc.

El inicio son los resultados del Plebiscito del 2 de octubre, en el que salió victorioso el No como respuesta mayoritaria a lo acordado en La Habana. El nudo lo que siguió después: incertidumbre por los resultados, reuniones entre los promotores del Sí y del No, premio Nobel de Paz para el presidente Juan Manuel Santos, apoyo de la comunidad internacional, nuevas reuniones con las Farc para renegociar lo firmado en Cartagena y campañas políticas anticipadas con miras a las elecciones parlamentarias y presidenciales del 2018. El inicio del desenlace es el acuerdo que presentó Santos este 12 de noviembre.

Inicio: la sorpresa del No

El 2 de octubre, Colombia fue sorprendida con los resultados del plebiscito que buscaba la aprobación ciudadana de los acuerdos de paz entre el gobierno y las Farc. Un resultado de 50,22% (6’430.170 votos) a favor del NO y un 49,77% (6’371.911 votos) a favor del SÍ demostró la división política que existe en Colombia.

Apoyo en el plebiscito por departamento (dé clic en la viñeta para desplegar gráfico)

Los resultados provocaron la necesidad de crear un acuerdo nacional en el que los líderes del No fueron protagonistas. “Los que más se han opuesto al proceso de negociación resultaron montados en este proceso que no les representa políticamente”, dice Adrián Restrepo Parra, magister de ciencias políticas y docente de la UdeA.

Los resultados no son sencillos de explicar. En Antioquia, por ejemplo, ¿por qué en algunas regiones azotadas históricamente por las guerrillas ganó el Sí, como en Urabá? ¿Y por qué en otras, también con presencia de guerrillas, ganó el No, como en la subregión del Norte? ¿En general por qué ganó el No si en este departamento fue donde las Farc más se ensañaron en las últimas décadas? “Es que en Antioquia somos muy godos. La sombra de Uribe es muy fuerte, la reacción del No es por el peso específico que tiene la tradición de Uribe”, dice Armando López Upegui, especialista en derecho constitucional y docente de la UdeA.

Al analizar algunas variables del conflicto armado con las Farc, según las bases de datos ¡Basta ya!*, del Centro Nacional de Memoria Histórica, se encuentra que el Departamento está en los primeros lugares en cada uno de estos hechos de violencia: atentados terroristas, masacres, secuestros, daños a bienes civiles, muertos en acciones bélicas, asesinatos selectivos y ataques a poblaciones civiles (ver mapas de calor)

Atentados 1988-2012

Ver los demás mapas (dé clic en las viñetas para desplegar los mapas)

Masacres 1980-2012

Secuestros 1970-2010

Daños a bienes civiles 1988-2010

Asesinatos selectivos 1981-2012

Ataques a poblaciones civiles 1988-2012

Ver todos los mapas y la base de datos

López agrega que los antioqueños no perdonan que les quiten la plata (en el Departamento hubo 515 secuestros entre 1970 y 2010). “Se puede aplicar aquí la tesis de Macchiavello que dice que un hombre olvida más fácil la muerte de su padre que la pérdida de su herencia… Aquí a la gente le duele mucho el bolsillo y esa es la razón de la reacción contra las Farc”, dice López Upegui. Y agrega: “Los otros han sido víctimas humildes, gente sin nada que lleva años y siglos aguantando toda clase de agresiones, pero el antioqueño es soberbio y por su condición de platudo, los gamonales son los que han mantenido la posición intransigente”.

Nudo: el pulso por los acuerdos

Luego del rechazo al plebiscito se empezó a configurar un acuerdo nacional en el que se buscó incluir a los líderes del No, como ganadores de la consulta democrática del 2 de octubre. Aquí estuvieron, por ejemplo, los cristianos, el Centro Democrático, el Partido Conservador, víctimas de las Farc, entre otros.

Algunos de los voceros del No se reunieron en Cuba con los equipos negociadores del Gobierno y las Farc y el 80 % de sus propuestas, según dijo Humberto De la Calle, jefe del equipo negociador de las Farc, se incluyeron en el “acuerdo realmente nuevo”, como lo denominó él.

Desenlace: un nuevo acuerdo

Diferentes analistas dijeron que el nuevo acuerdo debería estar listo antes de finalizar este año. Sin embargo, el presidente Santos sorprendió el sábado después de las 6 de la tarde al anunciar que los equipos negociadores tenían listo el nuevo documento.

¿Y ahora qué sigue? ¿Cuál será el mecanismo para aprobar este nuevo texto? De los caminos posibles –plebiscito, cabildos abiertos, acto legislativo, Asamblea Constituyente, no refrendación-, el más sencillo sería el del Congreso. “Todo eso se puede hacer por vía de ley”, dice Armando López Upegui.

Así las cosas, los más probable es que el desenlace de esta historia se dé en el Congreso, así se hizo con el M19, con el EPL y con el Quintín Lame.

¿Y qué pasará con las objeciones de los líderes del No? “No hay espacio para una nueva negociación”, ha sentenciado Humberto De la Calle.

*La base de datos y los mapas de calor fueron elaborados estrictamente con los datos atribuidos a las Farc. No se tuvieron en cuenta los hechos en los que, según los registros del Centro Nacional de Memoria Histórica, participaron varios grupos armados, por ejemplo Farc y otro grupo guerrillero.

El nudo del terror en Antioquia

Los municipios de Antioquia cercanos al Nudo de Paramillo son los más golpeados por el terrorismo. Según las estadísticas de la Policía Nacional esta es la zona del departamento donde más casos se presentan.

Juan Diego Quiceno y Sergio Castrillón
diegoquicenom@gmail.com – sergio.castrillon9@gmail.com
Zona de Paramillo vista desde Briceño. Fotografía por: Juan David Tamayo

Zona de Paramillo vista desde Briceño. Fotografía por: Juan David Tamayo

El terror es una emoción que para los diccionarios se hace simple: es un miedo muy intenso. Hasta ahí nada comprometedor para la vida ―casi todos tenemos alguna fobia―, pero desde que el terror se juntó con la violencia, y esta a su vez con objetivos políticos y económicos, ya no es una cuestión de diccionarios.

El código penal colombiano, artículo 343, define al terrorismo como un delito en el que se provoca y mantiene a la población en un estado de zozobra y terror mediante actos que ponen en peligro la vida, la libertad o los bienes de las víctimas, valiéndose de medios capaces de causar estragos. Además, el terrorismo es como una gran bolsa negra porque incluye otros delitos desde homicidio hasta daño a la propiedad ajena.

Antioquia es el departamento colombiano con las cifras más altas de terrorismo en los años recientes y los municipios cercanos al Nudo de Paramillo son los más afectados, según registros de la Policía Nacional.

Dé clic en el menú (arriba a la izquierda) para explorar la información. Active el año que quiera revisar. Está activado el 2014. Para ver el mapa en pantalla completa dé clic en “Ampliar mapa”, arriba a la derecha.
>
Los colores más oscuros indican más casos

El Nudo de Paramillo une a Antioquia con Córdoba, amarra las culturas y ata lo urbano y lo rural. Además, allí surgen fuentes de inspiración para artistas. “Una tarde a orilla del Sinú, un ensueño de amor tuve yo, y en la espuma pintada de azul, reventaban mis versos de amor. Esa tarde mi amor navegó, por las aguas del bello Sinú…”, versa con sentimiento el cantautor Miguel Emiro Naranjo Montes, mientras su voz se acompaña con el ritmo legendario del cordobés: el porro. Porque hablar de Córdoba es hablar de porro y del río Sinú; sus aguas recorren 16 municipios de Córdoba, atravesando el departamento de sur a norte, e irradiando en sus riberas una fertilidad solo comparada con las del Nilo, Tigris y Éufrates. Su origen, sin embargo, no está en Córdoba. El Sinú, esas legendarias aguas que han inspirado canciones y amores, nace en tierras antioqueñas, en el Nudo de Paramillo.

Esa zona, precisamente, es la predilecta por actores armados. Este parque natural nace en 1977. Su extensión de 460 mil hectáreas lo hace la décima área protegida más grande del país y el 4% de todo el territorio nacional. Su ubicación entre Córdoba y Antioquia es estratégica: su inmensa riqueza natural influencia directamente las regiones Caribe, Andina y Pacífica. Es el punto de nacimiento de los ríos Cauca, San Jorge, Río Sucio y el Sinú.

En esas montañas habitan comunidades indígenas como las Embera Katio, y afrodescendientes de los municipios de San José de Uré, El Bagre y Zaragoza. Ellos, ocupantes históricos, han convivido con grupos externos que han visto en esta geografía una zona apta para el tráfico de drogas, por lo que se ha convertido en uno de los principales corredores del narcotráfico del noroccidente colombiano. Según datos del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI) entre 2001 y 2012 los cultivos de coca en el Nudo de Paramillo aumentaron en 295%, al pasar de 805 hectáreas en el primer año a 3.182 hectáreas en el último. En 2015 aún permanecían 772 hectáreas de coca sembradas.

Bandas criminales como “los paisas”, “los rastrojos” y “el clan del golfo” hacen presencia allí. Además, los frentes 5, 58 y 18 de las Farc se han movido históricamente por la región, y también el ELN y el EPL. Los Bloques Sinú, San Jorge y Mineros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) estuvieron en esa zona hasta su desmovilización en 2005 y 2006. Y en 2009, el Gobierno colombiano crea la Fuerza de Tarea Conjunta Nudo de Paramillo y con ella llegan al territorio las brigadas 24,17,18 y 16 del Ejército de Colombia, la Policía Antinarcóticos, la Sijín e informantes.

La cantidad de actores y los intereses que los enfrentan ha provocado que los municipios antioqueños más cercanos al Nudo de Paramillo -Toledo, Ituango, Tarazá y Valdivia- sean los municipios con más atentados terroristas en 2014 y 2015 de toda Antioquia, a ellos se suman San Andrés de Cuerquía y Anorí. Todos estos municipios son tristemente conocidos en la historia del conflicto armado colombiano. El caso de Ituango es diciente. En los últimos treinta años su cabecera municipal fue atacada siete veces en las tomas guerrilleras, y hasta 1996 el frente 18 de las Farc controló este territorio. Este largo dominio hizo correr la voz de que en el municipio se privilegiaba a la insurgencia, lo que costó caro cuando al final de los noventa incursionaron los paramilitares, quienes persiguieron a todos aquellos sospechosos de algún nexo con la guerrilla.

Entre 2011 y 2012, cuando el gobierno colombiano mantenía conversaciones secretas con las Farc para instalar una mesa de diálogo, se presentaron 22 acciones guerrilleras en la región de Paramillo, según la FIP (Fundación Ideas para la Paz). De esas, 22 (73%) se desarrollaron en municipios antioqueños. Ituango concentró el 45% de las acciones, debido, en gran medida, a la presencia del frente 18 de las Farc.

Asesinatos en municipios vecinos al Nudo

El primer gobierno de Juan Manuel Santos comenzó en el 2010. Su llegada a la presidencia estuvo marcada por el apoyo del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, quien desde 2002 implementó la política de Seguridad Democrática, con el propósito de fortalecer el Estado y la lucha frontal contra las guerrillas izquierdistas, en especial contra las Farc. Santos llegó a la Presidencia ondeando la bandera de la Seguridad Democrática. Y Álvaro Uribe llegó a la presidencia en 2002 prometiendo mano dura luego de un fallido proceso de paz con las Farc.

Desde su primer día como presidente, en el acto de posesión, Santos dio muestras de que su gobierno iba a apostar a una salida negociada al conflicto con las Farc. Desde que se confirmaron los acercamientos de ambas partes en el 2013, la agenda pública colombiana giró en torno al éxito o fracaso de este nuevo proceso de paz. Nada extraño considerando que desde el gobierno de Andrés Pastrana, a finales de los noventa, la vida pública colombiana, sus elecciones y los temas que acaparan la atención y la prensa, giran en torno a las Farc, al ELN, y a la promesa de su fin por cualquier medio.

El Estado colombiano es el de más gasto militar en la región debido a la amenaza que representan las guerrillas armadas que funcionan al interior del país. Desde la llegada de Álvaro Uribe Vélez al poder, Colombia viene bajando sistemáticamente su tasa de homicidios: en el año 2015 el país registró una tasa de 24.03 asesinatos por cada 100.000 habitantes, cifra alta, aunque sorprendentemente baja si se considera que comenzando el siglo XXI Colombia tenía una tasa de 66 muertos por cada  100.000 habitantes.

Para el 2015 Colombia presentó 11.585 asesinatos, sin embargo solo se conocen datos acerca de las circunstancias del hecho de 2.765 casos. De ese universo,  solo el 14.40% es producto del conflicto armado colombiano. Ese año  dejó  a Briceño, municipio en el área del Nudo de Paramillo, como el de la tasa más alta de asesinatos en el país, con una cifra cercana a los 15 muertos por cada 10 mil habitantes.

Estos gráficos muestran las tasas de homicidios por cada 10 mil habitantes de los municipios antioqueños cercanos al Nudo de Paramillo desde 2008 hasta 2015.

¿Una nueva era?

El 24 de junio del 2016, los habitantes de Ituango celebraron un hecho que parecía abrir una nueva etapa para el municipio. Los militares retiraron las trincheras que desde años atrás los protegían de las tomas que organizaciones guerrilleras como las Farc intentaban. Las fotos de los uniformados cargando los bultos que antes detenían las balas en las esquinas del parque municipal se hicieron virales, sobre todo por el contexto en el que se daban: Ituango había vivido los últimos meses más tranquilos de su historia en medio de un cese de hostilidades que el Estado y las Farc habían acordado producto de las negociaciones de paz. Sin embargo, al día siguiente dichas trincheras fueron reinstaladas por el ejército en puntos diferentes del pueblo, siendo el cambio una simple coincidencia. Pese a eso, la reacción al hecho demostraba que los habitantes del golpeado municipio miraban su futuro con optimismo. No eran los únicos.

El cese de hostilidades representó un cambio en la vida de los habitantes cercanos al Nudo de Paramillo. Si bien es cierto que la guerrilla no es el único actor en la región, su influencia sí es mayor en la población civil que la de los otros actores dedicados principalmente al narcotráfico. El cese de combates del Estado y las Farc representó un alivio tan significativo, que en el plebiscito celebrado el dos de octubre para refrendar o no dicho acuerdo, en todos los municipios antioqueños cercanos a esta zona (Ituango, Valdivia, Tarazá, Dabeiba, Mutatá, Toledo, Briceño y Cáceres) ganó el Sí.

Terrorismo en el tiempo

Desde que en 2010 asumió la presidencia Juan Manuel Santos los reportes de terrorismo entregados por la Policía Nacional aumentaron paulatinamente hasta que en 2012 y 2013 llegaron a su pico más alto. Ese aumento de casos de terrorismo en el país puede deberse a la lucha del gobierno contra las grandes bandas criminales que tomaron fuerza tras la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia, en 2007, y el inicio de los diálogos de paz en La Habana el 3 de septiembre de 2012.

Al mismo tiempo que el Estado colombiano desplegaba sus fuerzas para contrarrestar las Bacrim entre ellas también habían confrontaciones. El “clan del golfo”, procedente de Urabá, luchaba por el control del negocio del narcotráfico con “los rastrojos”, afincados en el Valle del Cauca. Ambos bandos delincuenciales tienen redes en diferentes departamentos hasta tal punto que la lucha se libraba en casi todo el país y como siempre ha ocurrido en Colombia, la población civil se encontraba entre estos tres grandes bandos.

Actos terroristas cometidos en Colombia y Antioquia desde 2010 hasta 2015

Naturalmente Antioquia no estuvo al margen del conflicto, después de todo el “clan del golfo” procede de allí y despliega sus raíces por todo el Departamento. Entre 2012 y 2013 ocurrieron 189 reportes de actos terroristas y en diciembre de 2013 la Policía Nacional desplegó la operación “Corazón Colombia”, la ofensiva más grande desde la persecución del Cartel de Cali en los noventa. Más de 2.000 hombres fueron enviados a los municipios donde el “clan del golfo” tiene presencia, incluyendo el Nudo de Paramillo, con el objetivo de acabar su estructura criminal.

Con unos pocos reductos de “los rastrojos”, la amenaza latente del “clan del golfo” y el desescalamiento del conflicto armado con las Farc en 2014 comenzó a decaer el número de reportes de terrorismo en Colombia. Paradójicamente durante los dos años más álgidos del conflicto con las Bacrim Antioquia ocupó el segundo lugar en reportes, pero desde el 2014, aunque las cifras son menores, lidera la penosa tabla de departamentos con más casos de terrorismo. Adicionalmente la característica rural del terrorismo, el 60% de los reportes son en zonas rurales, hace más complejo el actuar de  las autoridades en Colombia; entre 2014 y 2015 sólo se presentaron 17 capturas por terrorismo.

Eso significa que, aunque la situación en el departamento ha mejorado, aún falta para que las poblaciones, donde la presencia del Gobierno brilla por su ausencia, convivan tranquilas sin el temor a que en cualquier momento sus casas, carreteras, sueños y anhelos exploten.

El de pulmón, el tipo de cáncer que más vidas cobra en Antioquia

Entre 2010 y 2015 murieron en el Departamento 6.400 personas por esta enfermedad, según cifras de la Dirección Seccional de Antioquia. Los casos más frecuentes son por cáncer de pulmón, estómago y colon.

Yurany Marín Alzate, Gonzalo Urquijo Hoyos
yuranymarin@hotmail.comgonzalo.urquijo@udea.edu.co
María del Rosario Marín Alzate. Foto: Yurany Marín Alzate

María del Rosario Marín Alzate. Foto: Yurany Marín Alzate

-No fume tanto abuela.

-Déjeme, no le estoy pidiendo a usted.

A las 6:30 de la mañana para de fumar. Prende la televisión para hacer su rosario. Con fe, entre cada uno de los Dios te salve María, pide fuerza de voluntad para parar con el vicio que le podría causar un cáncer de pulmón.

***

El cáncer de pulmón es uno de los principales ‘asesinos’ de los colombianos. Ante esta problemática, en septiembre de 2016 estuvieron en Medellín cerca de cien oncólogos e inmunólogos en el primer Simposio de Inmunología Activa, en el que se presentó la vacuna contra el cáncer de pulmón: CIMAVAX-EGF. Esta vacuna es considerada la primera terapia registrada en el mundo contra este tipo de cáncer. Es una alternativa a las terapias convencionales como radio y quimioterapia.

Según Gisela González, creadora de la vacuna, esta no provoca efectos severos y aumenta la calidad de vida de los pacientes. No obstante, es muy poco lo que se conoce sobre la vacuna y aún no tiene disponibilidad abierta a los pacientes, según Marisol González, directora de promoción y prevención de Medicáncer en Medellín.

***

María del Rosario tiene 78 años. Su temperamento es fuerte y su apariencia física luce saludable. Sin embargo, su cuerpo es débil, debido a una dificultad respiratoria.

– ¿Usted cuándo comenzó a fumar?

– Mija, eso fue hace mucho tiempo. Yo tenía 18 años y al igual que los jóvenes de hoy buscan refugio para sus problemas en las drogas y el alcohol yo lo encontré en el cigarrillo. Nosotros vivimos una época dura. No teníamos las oportunidades de ustedes. En pocas palabras, me criaron para trabajar y cuidar hijos. Cuando tenía dificultades me sentía bien fumando y así el cuerpo me fue cogiendo avance. Y míreme, ya ni lo controlo.

– Usted critica los vicios ¿Qué piensa sobre este?

-Ese no es tan fuerte como los demás. O mentiras, sí. Se sabe el daño que le hace al organismo, pero como está aceptado entre la sociedad uno se relaja y así lo va consumiendo hasta que toca seguir con él. Ya el cuerpo lo pide.

Debido a su hábito, María del Rosario es propensa a adquirir cáncer, flagelo que preocupa al mundo entero

***

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). El pronóstico para los siguientes años es desalentador. En 2012 los casos nuevos de cáncer eran de 14 millones y en las próximas dos décadas la cifra puede aumentar a 22 millones, según un informe de marzo de este año del Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos.

En Antioquia, la realidad sobre el cáncer es similar. Según la Dirección Seccional de Salud de Antioquia (DSSA), entre 2010 y 2015, en el Departamento murieron 18.905 personas a causa de siete tipos de cáncer (cérvix, colon, estómago, infantil, mama, próstata y pulmón). Los cinco municipios con la tasa más alta de muertes por estos tipo de cáncer, por cada mil habitantes, son Sabaneta, Medellín, Envigado, Jardín y Copacabana (explorar mapa).

Tasa de cáncer en los municipios de Antioquia en el periodo 2010-2015
Dé clic en los puntos para ver la información de cada municipio o utilice el buscador (arriba a la derecha) para buscar un municipio específico. Para ampliar el mapa dé clic en el ícono de expandir (izquierda)
Ver la tabla con la que se elaboró este mapa

En el periodo analizado, el de pulmón es el tipo de cáncer que más vidas cobró, 6.400, lo que representa el 34 por ciento del total.Y el 2014 es año con más casos: 3.443.

¿Por qué las tasas más altas de muertes se presentan en tres municipios del área metropolitana?, ¿por qué predominan los casos de pulmón, estómago y cólon? Marisol González, directora de promoción y prevención de Medicáncer, da algunas explicaciones y habla sobre los hábitos de vida saludable, como una manera de prevenir el cáncer.

En el caso del cáncer de pulmón, el diagnóstico es complejo. Según Rubén Darío Petro, médico cirujano de la Clínica SaludCoop, cuando se detecta ya está muy avanzado, lo cual complica una intervención quirúrgica.

***

En octubre del 2013, a María del Rosario le diagnosticaron EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), enfermedad producida por el consumo activo y pasivo del tabaco. Estuvo dos meses hospitalizada debido a que presentó una saturación respiratoria muy baja. Sin embargo, con el oxígeno y los medicamentos broncodilatadores se le controló la enfermedad.

La EPOC, según los médicos, no se cura. Es esencial dejar de fumar para controlar la enfermedad y evitar un posible cáncer de pulmón.

***

El consumo de cigarrillo es el principal factor de riesgo para padecer cáncer de pulmón. Además, está asociado a otros tipos de cáncer: gástrico, próstata, mama. El médico cirujano Rubén Darío Petro agrega que las pinturas, el humo, alimentos ahumados y los gases emitidos por los vehículos son otros factores de riesgo. Un estudio reciente de la Facultad Nacional de Salud Pública reveló que en promedio al año mueren 3.000 personas en Medellín por enfermedades asociadas a la contaminación del aire, entre las que está el cáncer de pulmón.

***

Son las 3:00 de la tarde. María del Rosario está con un genio insoportable. Según sus nietos,cuando no tiene su paquete de cigarrillos, el comportamiento de ella es similar al de un consumidor de sustancias psicoactivas. A esta hora, ella se ha fumado 25 cigarrillos.

-¿Qué sientes abuela en este momento?

-No tener ni un cigarrillo me da una impotencia muy grande. Yo estoy acostumbrada a comprarlos, pero en ocasiones tengo que gastar la plata en lo de la comida y no me alcanza. Yo sé que ellos, mis hijos, no me alcahuetean con eso.

8:00 de la noche. Uno de sus hijos siempre se apiada de ella, le regala otros veinte cigarrillos y así la abuela vuelve a su carácter normal. Sentada en su mueble con una taza de tinto, alega, grita, y… fuma.

Los camioneros se sienten inseguros en la vía, pero ya no los roban tanto

En Antioquia, hasta los dos primeros trimestres del año hubo nueve asaltos a camioneros. De seguir así la tendencia, el 2016 sería el año con menores registros, tanto para el país como para la región en más de una década.

Sergio Alzate, Juan Manuel Flórez, Diego Zambrano Benavides
Fotografía: Daniel Pulgarín

Fotografía: Daniel Pulgarín

Los piratas ya no usan parches en el ojo, ni tienen una pata de palo ni un loro que cante desde sus hombros. Los piratas asaltan ahora en las carreteras y vías públicas colombianas en busca de sus botines: la mercancía que llevan los camiones de carga.

A este tipo de hurtos se le conoce como piratería terrestre, modalidad delictiva “[que] vulnera el patrimonio económico, puesto que su fin es apoderarse de mercancías que se transportan en vehículos, con el objeto de comercializarlas a un menor valor del real”, según la definición que se encuentra en el Manual de seguridad en el Transporte de Carga Terrestre (2007), documento elaborado por la Dirección de Investigación Criminal (Dijin) de la Policía Nacional.

Entre 2010 y 2015 se reportaron 2.304 casos de piratería terrestre en Colombia, según registros de la Policía. En 2013, hubo un aumento considerable de este delito, tanto en el país como en Antioquia. Tras este pico, los casos han disminuido en los últimos años. Mientras en Colombia se han reducido en un 34%, en Antioquia han disminuido en un 77%. Este hecho se refleja al comparar los listados que miden la cantidad de hurtos por piratería terrestre, en los que el Departamento pasó del primer lugar al cuarto en los últimos años. Fue desplazado por otros como Cauca y Cundinamarca.

En décadas pasadas se llegaba a reportar en Colombia más de 4.000 casos anuales, mientras que en la presente década el año más difícil fue 2013 con 463 asaltos reportados. Hasta octubre de este año se habían denunciado 117 casos.

Valle de Aburrá, con más casos de piratería

En Antioquia, desde 2010 hasta abril de 2016 había un registro de 621 casos. El 83% ocurrieron en los 10 municipios del área metropolitana. Fuera de ella, los municipios que más registran casos son Santa Bárbara y Santa Rosa de Osos, cada uno con nueve asaltos reportados.

Dé clic en los puntos para ver la información de cada municipio

Modalidades y denuncias no hechas

Las modalidades más populares dentro de esta actividad delictiva son: complicidad con los conductores, falsos retenes, posicionar obstáculos en las vías, utilizar supuestos pasajeros, vehículos supuestamente averiados y suplantación de las autoridades. Pero estas no son las únicas modalidades para los hurtos. También ha habido casos en los que los delincuentes han usado el “gemeleo” (falsa documentación), saqueo o autosaqueo, cambio de mercancía, falso accidente, apropiación del anticipo, etc.

La diversidad de modalidades, además de los tiempos de entrega de los conductores, dificultan que todos los casos sean denunciados. Así lo explica Pedro Antonio Aguilar, presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC): “si un conductor es robado, debe interrumpir su ruta, ir hasta el municipio más cercano y esperar 10 o 12 horas al fiscal. Supongamos que tiene el compromiso de entregar al otro día y le robaron dos o tres bultos, en esos casos casi nunca se coloca un denuncio”. Aguilar estima que al menos un 30% de los casos no son reportados.

Las horas de los asaltos

A pesar de la reducción actual de hurtos en la vía, el riesgo para los empresarios de carga sigue en pie. Según informó la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar) en diciembre de 2015, durante ese año las pérdidas ascendieron a 20.744 millones de pesos. En este sentido Aguilar comenta que desde los gremios se recomiendan precauciones para los conductores. Entre ellas está la inclusión de localizadores satelitales para los vehículos, el tránsito en compañía de otros camiones por zonas de riesgo y que este se dé en horarios diurnos.

Sin embargo, y aunque podría pensarse que las horas de la madrugada o la noche son los momentos en que más se asaltan camiones de carga, según la Policía el lapso del día en el que más se presenta este delito es entre las 9 de la mañana y el mediodía.

Papel de la Policía y de los gremios

La Policía Nacional advierte además del papel de complicidad que existe al interior de las empresas de transporte en muchos de los casos. Despachadores, conductores, controladores de tráfico, intermediarios y jefes de seguridad, por nombrar algunos, pueden llegar a tener una participación dentro de los delitos: “los piratas terrestres, por lo general, contactan a personas clave dentro de las empresas de transporte”, dice el manual de seguridad.

Desde el año 2000 algunos empresarios realizaron una alianza con la Policía. Replicaron un modelo de cooperación entre autoridades y población civil que en las ciudades se conoce como Frentes de Seguridad Local. Se trata de “organizaciones de carácter comunitario, lideradas por la Policía Nacional, con el fin de crear cultura sobre seguridad ciudadana”, dice el manual. Al respecto, Aguilar opina que se ha reducido la presencia de policías de civil en la carreteras.

Incertidumbre del cese al fuego y las perspectivas

El posible final del cese bilateral entre las Farc y el Gobierno, es otra de las preocupaciones para los transportadores. Colfecar asegura que los casos de ataques a los vehículos de carga disminuyeron con el cese de hostilidades, antes del acuerdo se registraban más de 1.000 ataques en el año, mientras que en lo corrido del 2016 se ha reportado la incineración de apenas 32 vehículos. En este sentido, Aguilar señala que los actores han cambiado y los asaltos cometidos por la guerrilla ahora se atribuyen a Bacrim o a delincuentes comunes.

Es imposible realizar una predicción numérica sobre cuántos serán los casos totales en el 2016. No obstante, hasta el mes de octubre en Colombia se habían registrado 117 casos de robo de mercancías. Por su parte, en Antioquia hasta los dos primeros trimestres del año hubo nueve asaltos a camioneros. De seguir así la tendencia, el 2016 sería el año con menores registros, tanto para el país como para la región en más de una década. En Antioquia no alcanzaría el 5% del total desde 2010.

Extranjeros en el fútbol colombiano, en ascenso

Un análisis de datos de los últimos siete años muestra que en el país ha aumentado la contratación de jugadores foráneos. ¿Cuáles son los equipos con más contrataciones?

Mateo Montaño Jaramillo, Manuela Rodríguez Muñoz
mateo.montaño@udea.edu.co, manuela.rodriguezm@udea.edu.co
Montaje: Mateo Montaño. Imagenes tomadas de diferentes sitios web.

Montaje: Mateo Montaño. Imágenes tomadas de diferentes sitios web.

En la liga de fútbol de Colombia cada equipo inscrito puede contratar hasta cuatro jugadores extranjeros por semestre, según el parágrafo dos del artículo 24 del reglamento de la Liga Águila 2016. En total, en el fútbol local solo puede haber un máximo de 80 jugadores extranjeros.

En el país, el fútbol ha evolucionado en los últimos años y se ha convertido en uno de los países que más exporta jugadores hacia el fútbol foráneo. Sin embargo, esto a su vez ha permitido que se abran las puertas para que futbolistas del resto del continente y de otras partes del mundo arriben al país para nutrir la liga y aportar calidad.

Teniendo en cuenta esto, es válido hacer un análisis de la participación de futbolistas extranjeros durante los últimos seis años, desde el primer semestre de 2010 hasta el segundo de 2016, teniendo en cuenta los detalles de nacionalidades, posiciones, títulos, participaciones, entre otras.

El primer semestre del 2015 fue en el que hubo mayor contratación extranjera: 70. En este, el Deportivo Cali, que fue el campeón de la Liga, tuvo en sus filas a tres extranjeros. Este semestre contrasta con el 2012-1, en el que solo hubo 30. El campeón, Santafé, contó con cuatro de estos jugadores.

¿Es razonable esta cantidad de extranjeros por semestre? Álvaro Santamaría Ochoa, ex jugador de fútbol colombiano, cree que en algunas oportunidades se ha hecho una contratación desmedida de estos jugadores: “Acá, algunos equipos se están dando el lujo de contratar extranjeros para ser suplentes con sueldos muy altos. (Esto) no ocurre con jugadores colombianos, (…) si es suplente en (un) equipo extranjero le pagan menos”.

¿Por qué las contrataciones aumentaron después de 2015? El periodista Julián Alberto Ochoa expone tres razones tras el éxito de Colombia en Brasil 2014: a) diáspora de figuras, b) cotización del jugador colombiano y c) la crisis económica en el Sur, lo que provocó que jugadores, según él de “medio pelo”, buscarán opciones en el continente.

Por otra parte, de los 295 futbolistas extranjeros que han estado en Colombia durante los últimos siete años, el argentino Omar Pérez es el que más ha jugado: 14 torneos. Ha sido campeón en dos ocasiones. Le sigue el también argentino Franco Armani, con 13 torneos y cinco títulos con Atlético Nacional.

Cantidad de temporadas por jugador

Contrario a lo que se podría creer, los equipos que más han contratado extranjeros en este tiempo no han sido los más adinerados. El Atlético Huila es el mayor importador de talento futbolístico con 24 jugadores (un promedio de dos por semestre). Siguen Caldas con 23 y Chicó con 22.

Explore jugadores por equipo

Argentina aporta la mayor cuota de jugadores: 94. Por lo tanto, los futbolistas de este país son los extranjeros que más han logrado títulos en Colombia.Lo han conseguido 13. Siguen Uruguay (59) y Paraguay (47).

Este fenómeno se explica, según el periodista y docente Gonzalo Medina, por la trayectoria y la tradición futbolística de Argentina y Uruguay, que ha sido superior a la de países como Colombia y otros de Suramérica, exceptuando a Brasil. “Colombia ha sido un referente para que sus futbolistas puedan emigrar, bien sea por razones económicas o políticas -recordemos cómo a finales de los años cuarenta, siglo XX, se prohibió en Argentina la salida de futbolistas al exterior. Sin embargo, los mejores futbolistas huyeron por Uruguay y llegaron a Colombia, con Pedernera y Diestefano a la cabeza”.

En el periodo analizado se encontró un total de 303 jugadores extranjeros: 111 mediocampistas, 107 delanteros, 48 defensas y 37 arqueros. Pese a la cantidad de atacantes, el único foráneo goleador del torneo desde 2010 es Germán Ezequiel Cano en 2012-II con 9 goles -empató con Henry Hernández y Carmelo Valencia- y en 2014-II con 16 goles. El goleador histórico del fútbol colombiano es el argentino Sergio Galván Rey con 224 goles marcados. Rey se retiró en 2011.

¿Dónde están los libros en Medellín?

¿Cuántas librerías y bibliotecas hay en cada comuna de la ciudad? ¿Cuál es la zona de Medellín donde no hay una sola biblioteca? ¿Cuál es el lugar con más espacios de lectura?

Por Elizabeth Ramirez Mendoza y Keila Camargo Viloria
     elizabeth.ramirez3@udea.edu.co, keila.camargo@udea.edu.co
Libros del pasaje La Bastilla. Foto: Elizabeth Ramírez.

Libros del pasaje La Bastilla. Foto: Elizabeth Ramírez.

Los libros son el producto principal de la industria editorial. Según cifras de la Cámara Colombiana del Libro, en Medellín se registraron 1.457 títulos en 2015, una cifra muy inferior a los 12.324 que se registraron en Bogotá. Por razones como esta, en la ciudad no se publican muchos libros pero sí se pueden encontrar los que son producidos e importados en el país.

En la ciudad, cada año una persona lee en promedio 2.2 libros, según cifras de 2014 del DANE. Por otra parte, según la Encuesta de Percepción ciudadana en 2015, de 1.521 encuestados el 15% leyó por lo menos un libro y el 10% fueron a bibliotecas. Las cifras de lecturabilidad son bajas. ¿Cómo son las de espacios de lectura? ¿Dónde están los libros?

En ese sentido, lo primero en lo que se piensa es en bibliotecas. En Medellín existen diversos grupos bibliotecarios que se encargan de administrar estos espacios. Red de Bibliotecas es un portal que muestra y organiza estos sistemas, siete de ellos en el área metropolitana: Sistema de Bibliotecas Públicas, Bibliotecas Comfama, Bibliotecas Comfenalco, Ratón de Biblioteca y Bibliotecas Especializadas. Aunque algunos de estos lugares no son bibliotecas como tal (centros de documentación o el archivo histórico), allí se pueden encontrar libros de varias temáticas.

Bibliotecas y espacios públicos del libro en Medellín y su área metropolitana
Dé clic en el menú (arriba a la izquierda) y explore los lugares donde hay bibliotecas. Para ver el mapa más grande dé clic en “ampliar mapa” (arriba a la derecha)
Basado en la muestra recopilada de 63 bibliotecas de los grupos bibliotecarios presentes en el área (incluye centro de documentación)

Según estas cifras, hay aproximadamente una biblioteca por cada 60.000 habitantes en el área metropolitana. El 36% de estas se encuentran en los municipios y corregimientos del área. La comuna con más espacios es La Candelaria con el 17%, seguida por Aranjuez con 5% y Popular con 4%. Quince de las comunas tienen al menos una. El Poblado es la única que no tiene. Sin embargo,en los diseños de lo que será la UVA (Unidad de Vida Articulada) de esta comuna, se contará con un edificio cultural que incluirá una biblioteca.

Por otra parte, la venta de libros ha aumentado. Según la Cámara Colombiana del Libro, en 2015 en el país se vendieron 34’552.671 millones de ejemplares de todo tipo. Hubo un crecimiento de un 4.9% con respecto a los 32’936.183 del 2014. Las cifras pueden impresionar, aunque cuando un libro es comprado no es un indicador certero de que sea leído, y esto puede relacionarse con que se venden muchos libros pero no todos son leídos.

Algunas librerías de Medellín y su área metropolitana
Dé clic en el menú (arriba a la izquierda) y explore los lugares donde hay librerías
Basado en la muestra recopilada de 54 puntos de venta de libros nuevos y usados.

Según estas cifras, hay aproximadamente una librería por cada 70.000 habitantes. En el caso de estos espacios, el panorama es distinto a la bibliotecas. De las 16 comunas de la ciudad, solo siete registran presencia de librerías, que representan el 94% de los puntos de venta. El centro de la ciudad, una vez más, es el espacio que alberga las mayorías: el 41% se encuentran en esta comuna, seguida por Laureles con el 18% y El Poblado con 16%. En las comunas de estratos más bajos no se encuentran librerías.

Leer libros ‘piratas’

Solo en el Centro Comercial del Libro y la Cultura (pasaje la Bastilla), centro de Medellín, existen 110 puestos de ventas de libros originales, de segunda mano y piratas. Y hay 10 más en el pasaje Boyacá que están situados en las aceras, con textos piratas y de segunda mano. Por ende, los libros piratas pueden ser encontrados por precios más bajos así el comprador podría ahorrarse hasta un 24% del precio del libro original.

Comparativa de precios libro originales vs piratas
Ponga el puntero en cualquier punto de la imagen del libro para ver la información

Uso de las bibliotecas

Las bibliotecas funcionan gracias a grupos que se encargan de administrarlas y medir el uso que los ciudadanos hacen de ellas. En la ciudad no existe un consolidado de las estadísticas de todos estos espacios sino que cada grupo maneja sus propios datos. Los gráficos a continuación pertenecen a los datos de 32 unidades de información pertenecientes al Sistema de Bibliotecas públicas de Medellín.

Consultar cifras


Según las cifras analizadas, los adultos son quienes más visitan las bibliotecas y las colecciones más grandes están destinadas a este mismo público. Por otra parte, la mayoría de espacios de lectura se concentran en el centro de la ciudad y hay pocos o ninguno en las periferias, en los barrios populares, donde urge más un impulso de la lectura por parte de los sectores público y privado. Si bien las bibliotecas fomentan el préstamo de libros esto no garantiza que las personas los lean. Esto se puede ver reflejado en las estadísticas de lectura nacionales. Por esto la inversión en lectura debe continuar.

Vuelo NKS237: destino Medellín

Medellín es el segundo lugar de Colombia preferido por viajeros extranjeros. ¿Cuántos turistas llegan cada mes a la ciudad y al país? ¿Qué hay para hacer en la capital de Antioquia?

 Por Luisa Charry y Beatriz Valdés
Fotografía realizada por: Luisa María Charry

Fotografía realizada por: Luisa María Charry

Las relaciones internacionales, el crecimiento de la economía y la inversión extranjera, al igual que la firma de Tratados de Libre Comercio y el proceso de paz con las FARC, han vuelto a Colombia un destino turístico cada vez más atractivo. Por supuesto, tener dos océanos, un mar, paisajes extraordinarios, laciudad más innovadora del mundo y el histórico puerto colonial de Cartagena de Indias ofrecen partes inamovibles de un itinerario cultural y de negocios.

¿Cuántos extranjeros entran al país cada mes? Según datos de Migración Colombia, en los últimos seis meses ciudadanos de 200 países han visitado Colombia. ¿De dónde vienen?

Para interactuar con este gráfico, elija el país del que desea conocer cuántos de sus ciudadanos visitaron Colombia en el primer semestre del 2016. Para activar la pantalla completa dé clic en el ícono de expansión (abajo a la derecha)

El top 10 de las nacionalidades que más visitaron el país en el primer semestre de este año podría resultar algo obvio por dos características importantes en los viajes: la cercanía y el idioma. Nueve de estos países son iberoamericanos y solo uno queda por fuera de la lista: Estados Unidos.

Top 10

¿Por qué vienen a Colombia?

*La herramienta con la que se realizó el video no permitió el uso de tildes en algunos casos.

¿Cuántos extranjeros se hospedan en Medellín cada mes? Las cifras han venido en ascenso durante los últimos tres años. El mes con más presencia de extranjeros es julio y el año con más visitas es este 2016.

¿Dónde caben los cerca de 30 mil visitantes mensuales (promedio con las cifras de 2016)? ¿Qué hacen en esta ciudad? Medellín ofrece una gama muy amplia de posibilidades: bares, discotecas, cafés, museos y parques hacen parte del itinerario de los visitantes extranjeros.

Encontrar dónde quedarse y que estos lugares se acoplen a las condiciones de cada persona es también un servicio que ofrecen hoteles y hostales en la ciudad, cuyos precios varían: se encuentra hospedaje desde 23 mil pesos (compartiendo habitación con 4 personas) hasta una habitación de 600 mil pesos con piscina integrada.

Los comunas donde más se concentran los extranjeros son la comuna 14 y 11 (El Poblado y Laureles, respectivamente), precisamente por su amplia oferta en lugares para la vida nocturna. De hecho, El Poblado aporta el 59% de los 266 lugares consultados que tienen proyección turística hacia visitantes extranjeros. Le sigue Laureles, donde se concentra otro 20%.

Lugares turísticos y sitios de interés de Medellín y municipios aledaños
Dé clic en el menú (arriba a la izquierda) y explore las opciones: “Para dormir”, “Para conocer”, “Para conversar”, “Para beber”, “Para bailar”. Para ver el mapa grande dé clic en el recuadro “ampliar mapa”, arriba a la derecha
*Las bases de datos para construir este trabajo se formaron a partir de cifras de Migración Nacional y recolección propia a partir de observación e investigación directa.

¿Cuál será el futuro del Acuerdo de Paz?

De la Urbe Radio analiza las votaciones del domingo 2 de octubre, las implicaciones del triunfo del NO y el futuro de las negociaciones para poner fin al conflicto armado en Colombia.

Por Mariana White, Juan Pablo González, Manuela Lozano, Camila Palacio, Ana María Martínez, Donney Cardona y Juan Manuel González

Aquí están las posiciones de Juan Lozano, político y periodista; Adrián Raúl Restrepo, magíster en Ciencia Política y docente de la Universidad de Antioquia; y Jaime Fajardo Landaeta, economista y constituyente de 1991.

Abstención del plebiscito, la segunda más alta en los últimos 58 años

Desde 1958 ha habido en Colombia 19 elecciones presidenciales. La abstención más alta se presentó en la primera vuelta de 1.994, con 66%. Este resultado es comparable a los resultados del plebiscito.

Plebiscito 2016. Foto: imagen tomada del sitio web de la Registraduría Nacional.

Plebiscito 2016. Foto: imagen tomada del sitio web de la Registraduría Nacional.

El domingo 2 de octubre se le hizo esta pregunta a los colombianos: ¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera? En total, 34’899.945 personas estaban habilitadas para responder esta pregunta. Sin embargo, un poco más del 37% salió a las urnas a dar su voto.

Con ese resultado, las votaciones del domingo, si se comparan con las 19 elecciones presidenciales que ha habido en Colombia desde 1958, son las segundas con más abstención. La primera es la de 1994 (ver tabla).

Datos de las elecciones presidenciales desde 1958 (están incluidos los del plebiscito)
Ordene los datos con las cabeceras

En las elecciones del domingo, los departamentos con mayor abstención fueron La Guajira y Valle del Cauca. Y los de menos fueron y Casanaré, Bogotá D.C y Cundinamarca. En todo caso, en ningún departamento la abstención estuvo por debajo del 50%.

Estos datos demuestran que el abstencionismo ha sido el ganador de los comicios electorales durante los últimos 58 años en Colombia, al menos en las elecciones presidenciales. Así lo reconoce, incluso, la Registraduría Nacional. La entidad observa que “la intervención de los colombianos en estas decisiones que afectan el país siempre quedan en manos de los pocos que acuden a las urnas”.

La Registraduría agrega que esto se da “pese a que la población aumenta y por ende el censo electoral, (…) a que cada vez la Ley establece mayores garantías electorales como la Ley 1227 de 2008 de voto bajo techo (…)”, a que los ciudadanos tienes más facilidad de acceso a lugares de votación cómodos, donde “el agua o el sol no sean excusa para no acudir a la urnas”, o las “medidas (…) que benefician al votante en cuanto a las garantías para sufragar y en el tiempo que este debe invertir en ejercer un derecho amparado por la Constitución”.

Panorama de abstención en Colombia en las elecciones del plebiscito
Color más oscuro indica más abstención

Tala y reposición de árboles en la etapa 1A de Parques del Río

En el magazín De la Urbe Radio escuchará esta y otras noticias, como el centenario del natalicio de los músicos y compositores Jesús Zapata Builes y Luis Uribe Bueno

Por Ana María Velásquez Sánchez, Carolina Enríquez Ruiz, Luisa Fernanda Arbeláez, Sara Lopera Lopera, Yeison Sánchez Ríos, Jessica Mileidy Agudelo Cano

En esta emisión también escuchará:

  • Después de obtener el premio del público en el Festival Internacional de Cine de Venecia, Los Nadie llega a las salas de cine del paìs.
  • A un año y medio de funcionamiento, la Red de Museos de Sonsón presenta para los oyentes su gestión.