Educación para la autonomía, estrategia de formación desde la Comunidad de Paz

Ante la instalación de bases militares del Ejército en el corregimiento San José de Apartadó en 2005, los integrantes de la Comunidad de Paz tomaron la decisión de desplazarse a La Holandita, finca que construyeron a 10 kilómetros de la cabecera del municipio de Apartadó (Antioquia). No querían tener contacto con actores armados ni que sus niños tuvieran que estudiar en medio de los constantes enfrentamientos.

A la Secretaría de Educación de Apartadó se le pidió que asignara un maestro para los menores, pues la salida hasta el casco urbano de San José no era una opción. La respuesta fue negativa, por lo que la Comunidad de Paz decidió crear su propia escuela y brindarle a los niños una educación alternativa que más allá de leer, escribir, sumar y restar, los preparara para la vida en comunidad y les enseñara su propia historia y la importancia de construir memoria.

→ Comunidad de Paz de San José de Apartadó: 21 años de resistencia 

Mariela Beltrán, Saida Arteaga y Marta Vásquez son las profesoras que lideran el proceso educativo de los niños de la Comunidad de Paz, quienes están divididos en 3 grupos:

  • Prelectores, desde los 5 años en adelante
  • Medios, con 8 o más años
  • Técnicos, con al menos 11 años

En esta escuela no se utiliza la cátedra como metodología, no se califica con números ni se dan diplomas al finalizar. Se enseña a vivir en comunidad, a trabajar el campo y a no olvidar a los miembros de la comunidad que fueron asesinados por los diversos actores de la violencia.

Saida Arteaga
La comunidad como eje

Su carisma, amor por los niños y un legado familiar que le permitió ser parte del grupo de profesores que lidera toda esta estrategia de educación alternativa, hacen de Saida Arteaga un integrante esencial dentro de la Comunidad de Paz, aunque se convirtió en docente sin proponérselo.

Marta Vásquez
Resistencia

Es la profesora que más tiempo lleva en el proceso de educación alternativa dentro de la Comunidad de Paz. Su historia sirve para conocer el desarrollo de esta estrategia educativa que se resiste a los modelos de formación tradicional, la cual juzga de altamente excluyente.

Mariela Beltrán
Conocimiento compartido

Mariela es una religiosa que llegó a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó en 2012. Dice que una de las cosas más importantes de la educación que se ofrece como aprendizaje es que cada contenido que se comparte nace de las necesidades de la misma comunidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *