El periodismo puede responder las preguntas de la ciencia

El periodista brasilero Bernardo Esteves dice que el periodista que cubre temas científicos debe "hacer interesante lo que es importante" y "no importante lo que es interesante".

Amaury Núñez González*
Bernardo Esteves, periodista de la revista brasileña Piauí.

Bernardo Esteves, periodista de la revista brasileña Piauí.

Bernardo Esteves es periodista de la revista brasileña Piauí, en la que cubre áreas de ciencia, medio ambiente, salud, tecnología. Es colaborador de otras publicaciones para la divulgación científica en Brasil, Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

Comunicador Social de la Universidad Federal de Minas Gerais, aprobó una maestría en Historia de la Ciencia en la Universidad Federal de Río de Janeiro y es PhD en Historia de la Ciencia de esa misma institución. En 2006, publicó el libro Domingo é dia de ciencia (Domingo es día de ciencia), un relato acerca de la historia del periodismo científico brasileño.

Esto dijo tras su participación en el Premio y Festival Gabriel García Márquez de Periodismo, realizado en la ciudad de Medellín del 28 al 30 de septiembre de 2017, donde su presentación abordó la cuestión de cómo puede el periodismo responder las preguntas de la ciencia.

¿Con el desarrollo que han tenido en su revista siente que han llenado un vacío en el periodismo brasileño?

Creo que no, al contrario. Veo un espacio cada vez más grande para los temas de ciencia. No cuento con estudios, pero hay científicos que miden el espacio que la prensa da para las noticias de ciencia y creo que está aumentando ese espacio con el tiempo, pero no puedo darte datos más precisos.

¿En qué momento puede haber una confusión entre noticias de carácter científico con el mero entretenimiento?

Debemos hacer interesante lo que es importante, no importante lo que es interesante. Hoy vemos muchas noticias que son entretenimiento. Por ejemplo, la vida sexual de los insectos. Eso es interesante pero no es importante. Hay temas que son difíciles de tratar, que son muy importantes, pero son aburridos. Nuestra misión es hacer que la gente se interese por esos temas, que son importantes para las grandes cuestiones políticas, sociales.

¿La función democrática del periodismo cómo se materializa a la hora de cubrir noticias científicas? ¿Todas las noticias científicas tienen una función social que ameriten una cobertura y una difusión mayor?

No sé si todas, pero cuando hablamos de cambio climático, por ejemplo, hablamos de un tema sobre el cual las personas cada vez más tienen que conocer para ser ciudadanas. Es un poco una misión importante del periodismo científico. Dar a la gente las herramientas para que se posicione sobre esas cuestiones.

¿Cuál es el más importante que han cubierto?

El cambio climático es el tema más importante. Es la cuestión del siglo para mí. Se puede cubrir de modos muy diferentes, ángulos muy diferentes. Es la cuestión del siglo para mí porque va a afectar la vida de las generaciones que vienen. Todos deberíamos informar más sobre eso.

¿Hay un pulso entre la noción de periodismo orientado al mercado y con la función social que tendría que cumplir?

Hay que encontrar un equilibrio entre esas dos funciones. Tenemos que vivir, vender periódicos, pero tenemos esa función social que no podemos dejar de lado.

¿Qué otras formas consideran para ampliar su alcance como publicación?

Vamos a ampliar nuestra operación digital, con presencia fuerte en las redes sociales y cobertura de video. Nada muy diferente a lo que ya se hace. Éramos una revista de texto, pero ampliamos nuestras posibilidades. Pero tenemos esa misión, contar buenas historias, que es la característica que nos define.

*Estudiante de Reportería y Redacción I.