Crisis humanitaria en Medellín por violación de los Derechos Humanos de las mujeres

El 2017 ha sido un año crítico para la seguridad de las mujeres en Medellín. El incremento del 60 por ciento en los homicidios contra esta población, y la reducción del 5.6 por ciento del presupuesto destinado a la Secretaría de las Mujeres, son algunas de las razones por las que grupos de mujeres adelantan una declaratoria de crisis humanitaria para obtener respuestas administrativas y sociales.

Tomada de: Revista Perfil

Ilustración tomada de: Revista Perfil

Karen Parrado Beltrán*

La ciudad enfrenta una declaratoria de crisis humanitaria de emergencia por la amenaza latente de violencias y vulneración de derechos de las mujeres. Se trata de una iniciativa política y jurídica adelantada por un movimiento social de mujeres, que tiene entre sus mayores preocupaciones la reducción presupuestal de la Secretaría de las Mujeres, y el retroceso de los programas de atención y prevención de violencias contra las mujeres.

La secretaría de las Mujeres de Medellín apareció en la oferta social de la ciudad en 2007, cuando grupos de mujeres incentivaron su creación como un espacio institucional para tramitar las problemáticas que violentaban sus derechos. De este nacimiento administrativo se cumplen diez años en 2017. En este tiempo,  la Secretaría ha tenido avances significativos y un fortalecimiento en programas de atención y prevención, sin embargo, la situación de reducción presupuestal actual ha amenazado la continuidad de los programas a cargo de la dependencia.

“Hemos hecho un llamado de alerta para lograr el posicionamiento de una crisis humanitaria en la ciudad ante las caídas regresivas y el desmonte de la institucionalidad de género en Antioquia y en Medellín, que siempre fueron pioneras en este asunto”, asegura Juliet Gómez Osorio, directora de la Corporación Colectiva Justicia Mujer, una de las organizaciones que lidera la iniciativa.

Gómez señala que la declaratoria se origina porque “la administración municipal no ha dado las explicaciones suficientes ni jurídicas, ni políticas, de lo que ha venido pasando” y que ante su silencio se acude a acciones jurídicas y simbólicas de presión. Una de las mayores preocupaciones de la iniciativa es el recorte presupuestal hecho por la administración de Federico Gutiérrez a la Secretaría de las mujeres para el periodo 2016 – 2019.

Datos suministrados por la Secretaría de las Mujeres apuntan que el presupuesto asignado para ese periodo fue de $39.685.000.000, un 5,6 por ciento menos que la cuatrenio del exalcalde Aníbal Gaviria. Mirando más atrás, la administración de Federico Gutiérrez es” la administración con un 30 por ciento menos de presupuesto en los últimos tres periodos”, subraya Gómez.

Otro de los componentes importantes de la declaratoria es la situación de vulnerabilidad de las mujeres en la ciudad. Hasta finales de julio de 2017, Medellín reportaba un 60 por ciento más de homicidios que en el mismo periodo del 2016. Además de las situaciones de violencia intrafamiliar y violencia sexual que históricamente han afectado a las mujeres en la ciudad.

Los reportes del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC) señalan que de los 895 casos de víctimas de violencia intrafamiliar reportados hasta julio, 85 por ciento afectaron a mujeres. La gran parte de estas víctimas entre los 18 y 24 años. El panorama de la violencia sexual no es más alentador puesto que, en ese mismo periodo de tiempo, las mujeres representaron el 87 por ciento de las víctimas agredidas sexualmente.

El objetivo de la declaratoria de crisis humanitaria de emergencia es poner en la agenda administrativa la pertinencia de los programas para la seguridad pública de las mujeres en la ciudad y priorizar el tema en “los tomadores de decisiones: Concejo, Alcaldía y Secretaría, para que el tema cobre de nuevo su alcance”, explica la presidenta de Colectiva Justicia Mujer.

Línea 123 Mujer en el panorama de la crisis

Uno de los mecanismos prioritarios de la gestión social de la Secretaría de las Mujeres ha sido la línea 123 Mujer. Pese a la evolución de la línea, en la administración de Federico Gutiérrez “el dispositivo no sigue creciendo presupuestalmente a pesar de que la demanda cada vez es mayor”, denuncia Nathalia Álvarez subdirectora de Colectiva Justicia Mujer y participante de la implementación de línea en 2012.

La misión de la línea 123 Mujer es direccionar las emergencias que llegan al Sistema Integrado de Emergencias y Seguridad de Medellín (SIES), hacia la atención oportuna y la aplicación del enfoque de género por personal de la línea, “porque tú puedes poner a alguien a contestar una línea pero si no sabe qué es una violencia contra una mujer nunca lo va ver. Eso lo ha dicho incluso la Corte Constitucional”, explica Álvarez.

En esta misma dirección apuntan las consideraciones de Liyiveth Andrade, profesional de la Secretaría de las Mujeres, para quien  “la agencia mujer ha sido la que ha logrado desarrollos y avances específicos en la respuestas a las violencias basadas en género contra las mujeres al interior del SIES”. Aunque reconoce que en las demás agencias de atención de emergencias de la ciudad “todavía hay una resistencia a aplicar el marco normativo de protección de los derechos de las mujeres”.

El fortalecimiento institucional provisto para las mujeres en Medellín ha sido significativo pero la situación actual evidencia un retroceso en los servicios ofrecidos por la Secretaría. “Se empiezan a seleccionar personas que no tenían ni formación en género, ni experiencia en atención a víctimas”, denuncia Nathalia Álvarez. Esta Situación suscita revictimizaciones en las mujeres que acuden a la línea y una salida constante del personal que no tiene el perfil suficiente para soportar las exigencias de la atención solicitada por las mujeres, lo que “terminó ocasionando un colapso en el dispositivo”, denuncia Nathalia Álvarez.

Crisis: acción simbólica y jurídica

La declaratoria de crisis humanitaria es una medida contemplada por la Corte Constitucional cuando existe una afectación masiva de una población específica a causa de una fuerte victimización. La directora de Colectiva Justicia Mujer destaca que en Medellín “la información cuantitativa está clarísima para que se de ese elemento”, y que la media ya ha sido utilizada por esta Corte “en un tema como cárceles, desplazamiento forzado y el del Upac”.

Esta iniciativa jurídica y simbólica hace parte de un litigo estratégico promovido por el movimiento social de mujeres de la ciudad que tiene planeado “interponer acciones de tutela de manera masiva en 21 consultorios jurídicos de las facultades de derecho de Medellín”, buscando que la acción coincida con la celebración del 25 de noviembre, día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer.

*Estudiante de Taller de Medios I
Reportera de De la Urbe