Razones y sonidos para curiosear el plurilingüísmo de África

A propósito del Día de la Lengua Materna, esto es lo que se puede aprender del continente madre sobre el rescate y la preservación de las lenguas autóctonas en la modernidad.

Por: Sara Castillejo Ditta (sorditta@gmail.com)
Cantantes Rayvanny Salome y Diamond Platnumz. Screen de youtube.

Cantantes Rayvanny Salome y Diamond Platnumz. Screen de youtube.

El Día Internacional de la Lengua Materna, celebrado el 21 de febrero, no debe pasar sin exaltar el plurilingüísmo, una característica que la ONU (Organización de Naciones Unidas) destaca como una cualidad importante para cumplir los objetivos de sostenibilidad de la agenda 2030.

“En África, las lenguas locales son las más adaptadas para difundir a gran escala las informaciones concernientes a la salud, la prevención de las enfermedades, la agricultura o la ganadería”, Henry Tourneux, investigador del El Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia

Apoyar el plurilingüísmo significa promover el aprendizaje de diversos idiomas así como los saberes culturales ancestrales y los nuevos horizontes de conocimiento que estos traen. En resumen: plurilingüismo no es hablar múltiples idiomas, también se trata de garantizar la pluralidad de estos, lo cual significa valorar las lenguas al borde de la desaparición.

Por eso es pertinente viajar a un contexto que, aunque lejano, tiene mucho para enseñar a este respecto: África. Este continente no solo tiene “la mayor concentración de lenguas en el mundo [alrededor de 2.000], también es “la región con mayor número de idiomas en peligro de extinción”, escribieron en 1998 los lingüistas Lenore A. Grenoble y Lindsay J. Whaley.

Casi dos décadas después siguen las alertas sobre la posibilidad de que África se quede sin habla. Este problema se presenta en países como Nigeria y Camerún, como lo muestra este mapa elaborado por la Promotora Española de Lingüística.

Sin embargo, también son grandes los esfuerzos por conservar y dignificar los idiomas  tradicionales. Sorosoro es un proyecto para documentar las 3.000 lenguas en peligro de extinción que hay en el mundo, sobretodo en culturas de tradición oral donde estos lenguajes no han sido dejados por escrito o grabados para salvaguardar los conocimientos que transmiten. Por ello una gran parte de su investigación se desarrolla en África.

En una entrevista de Sorosoro a Henriette, una mujer de Gabón, ella explica la pérdida de la verdadera lengua materna en los niños de su comunidad, el mpongwe, suplantada ahora por un idioma ex colonial: “Todo el mundo hablará francés, pero el francés no nos pertenece, es una lengua extranjera, hay que regresar a nuestras tradiciones”, reclama.

Música para pensar

La música ha sido una gran aliada de la preservación de lenguas y tradiciones en África. Esto es así desde que los antiguos Jelis (o griots) deambulaban por los parajes del África occidental (Benín, Burkina Faso, Cabo Verde, Costa de Marfil, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea Bissau, Liberia, Níger, Mali, Mauritania, Nigeria, Senegal, Sierra Leona y Togo) cantando la historia de sus tribus, castas y familias, así como las narraciones ancestrales, hasta los artistas contemporáneos, quienes se abonan espacios en la industria cultural con sus creaciones sincréticas. Las lenguas tradicionales y las ex coloniales conviven en trabajos discográficos en los que, además, se exploran nuevas fusiones de sonidos propios con otros aportados por la diáspora de los africanos por el mundo.

Gracias a su historia y el talante de su gente es que África se convierte en el más grande laboratorio de plurilingüísmo, pues las personas se expresan tanto en las lenguas propias de los diferentes grupos étnicos, como en las llamadas lenguas ex coloniales (inglés, francés, portugués).

Tinariwen
Este grupo está conformado por integrantes del último pueblo nómada del desierto del Sáhara, los Tuareg. En sus canciones le dan un toque moderno a los sonidos tradicionales de su pueblo y preservan su lengua: el tamashek. Lo primero que muestra este video es un texto escrito en dicho sistema lingüístico. Este colectivo pretende representar, a través de sus letras y sonidos, la voz del pueblo Tuareg.
Diamond Platnumz
Este artista de Tanzania hace canciones en swahili, como la de este video. Sin embargo, también canta en otros idiomas más comerciales como el inglés.
Alsarah
La historia de Alsarah es otra. Exiliada de su país natal, Sudán, se convirtió en etnomusicóloga y desde entonces combina el seductor sonido de las arpas, liras y demás instrumentos característicos del África oriental con los que ha conocido, investigado y practicado en su trasegar por el mundo. En una entrevista con la revista Wiriko la artista explica que ama la música árabe, sobretodo interpretada por voces femeninas. “Mi música es un cóctel de los diferentes sonidos que han marcado mi biografía [...] Pero debo reconocer que ninguna música me hace vibrar tanto como la del Nilo Azul“. He aquí un ejemplo.
Hope Masike
Defensora de sus raíces, usualmente ella canta en shoni, la lengua más popular de su pueblo, pero en este video realiza un cover en inglés de la canción “Fly me to the moon”, que hiciera famosa Frank Sinatra. Lo interesante es que sólo utiliza su voz y una mbira, instrumento de origen africano y representativo de Zimbabue. Así Hope utiliza su habilidad en otras lenguas para dar a conocer y preservar la identidad de su pueblo.

Que el Día Internacional de la Lengua Materna sea siempre una invitación a buscar el equilibrio entre las herencias ancestrales y la apertura a otras culturas del mundo. En caso de que la curiosidad les alcance, escuchen, compartan y completen la lista de reproducción que les propongo al final. O abran la puerta a la literatura de África con alguna de las obras maestras de los Premios Nobel del continente.

yuyu Lista de reproducción Africanías
Acérquese a cada país y pueblo del continente africano a través de una canción, viaje con la diversidad de lenguas y estilos musicales. Ver lista completa

Premio Nobel de
Literatura
John Maxwell Coetzee
Sudáfrica, 2003
Libro: Desgracia
Obras disponibles
Nadine Gordimer
Sudáfrica, 1991
Libro: El Conservador
Obras disponibles
Naguib Mahfuz
Egipto, 1988
Libro: El callejón de los milagros
Obras disponibles
Wole Soyinka
Nigeria, 1986
Libro: La muerte y el caballero del rey
Obras disponibles