Turbo, distrito especial: a la espera de la aprobación en el Congreso

En la segunda fase se encuentra el proyecto de ley que busca elevar a este municipio del Urabá antioqueño a Distrito Portuario, Agroindustrial y Turístico.

Luisa Gómez* (lufergo27@gmail.com)
Senador Horacio Gallón en audiencia en Turbo.Fotografía: Esteban Milanés.

Senador Horacio Gallón en audiencia en Turbo. Fotografía: Esteban Milanés.

El proyecto que convertiría a Turbo en Distrito Portuario, Agroindustrial y Turístico está en el Congreso de la República. Se trata del Proyecto de Ley 125 de Cámara de 2015, el cual, de ser aprobado, ubicaría al municipio en el nivel de un Departamento. De ser así, explica el concejal Joiver Torres, el Municipio sería autónomo para hacer más inversiones, podría acceder de forma directa a recursos de la Nación y dependería directamente del Presidente de la República. Y los corregimientos más grandes podrían nombrar alcaldes menores que los representase ante la Administración Municipal.

Dafflys Romaña Mena, asesor de la Administración Municipal y quien ha estado en este proceso, dice que el Municipio ya es autónomo en educación y en salud y que está certificado en ambos sectores por el número de habitantes. “La única autonomía que falta es la de medio ambiente. Ese presupuesto que recibe Corpourabá sería para Turbo si este crea una corporación de autoridad ambiental”.

Romaña explica que si bien el título de distrito especial trae consigo desarrollo industrial, económico y social, los recursos que aporta la Nación no son muchos. Por lo tanto, los recursos se deben buscar por medio de proyectos que promuevan el desarrollo comunitario.

Los comerciantes, por su parte, están a la espera de la aprobación del proyecto de ley. Para Efrén Salazar las inversiones traerían nuevas empresas, mejorarían la economía y optimizarían la calidad de vida. “Se expandiría la industria, aumentaría la población, mejor dicho el desarrollo del municipio sería notable si llegase a tal categoría”, dice.

Camino hacia el nombramiento

En 2007 fue aprobado un acto legislativo que convertía a Turbo en Distrito Especial Portuario. Pero en 2009  la Corte Constitucional declaró inconstitucional varias partes de esa norma por vicios de trámite. El proyecto nació con el propósito de convertir a la población vallecaucana de Buenaventura en Distrito Especial Industrial y Portuario. Sin embargo, en el camino aparecieron otras ciudades que compartían el mismo interés: Cúcuta, Tunja, Popayán, Tumaco y Turbo.

Con la aprobación de esa ley esos municipios se transformaron en distritos. Sin embargo, la Corte Constitucional expuso en una sentencia que solo para el caso de Buenaventura se cumplieron los ocho debates que requería el trámite de la iniciativa. Así fue como Turbo y las demás localidades, para las cuales no se cumplieron los requisitos, perdieron la categoría.

En 2009 se presentó nuevamente el proyecto. Aunque se consiguieron las 10 firmas requeridas de congresistas, en ese momento la prioridad del Congreso era debatir el tema de la reelección presidencial. El proyecto volvió a ser archivado, según cuenta Romaña Mena.

En la Administración del alcalde William Palacio (2012- 2014), este dialogó con el congresista Horacio Gallón, experto en formulación, elaboración y evaluación de proyectos, y reconocido en Urabá por impulsar iniciativas que han beneficiado a la región. En ese entonces Gallón era el presidente de la Comisión de Ordenamiento Territorial de la Cámara de Representantes. Él colaboró en la nueva presentación del proyecto, no como reforma constitucional sino como Ley; debido a que en el 2013 se aprobó una ley que establece nuevos requisitos para convertir a un municipio en distrito.

El proyecto se registró y no necesita ocho debates (en la actualidad son cuatro). Sin embargo, debe pasar por dos fases: una técnica y otra política. La primera relacionada con Planeación Nacional y la Comisión de Ordenamiento Territorial, y la segunda en el Congreso.

En qué va el proceso

El proceso culminó la fase técnica. A principios de 2016 se realizó en Turbo una audiencia pública con la comisión de Ordenamiento Territorial del Senado, en la que se presentaron diversos argumentos sobre la necesidad de nombrar al Municipio como Distrito Especial Portuario, Agroindustrial y Turístico.

En mayo del 2016  se convocó a una sesión conjunta en el Congreso entre Planeación Nacional y las comisiones de ordenamiento territorial de Cámara y Senado. En esa sesión se discutieron diversos temas: futuros puertos que quedarán ubicados en el territorio municipal, la zona franca que se había perdido anteriormente por el contrabando, los ajustes al proyecto de Distrito Especial Portuario a Distrito Especial Portuario, Agroindustrial y Turístico.

En la actualidad, algunos líderes políticos, entre ellos Dafflys Romaña, se preparan para hacer lobby en el Congreso. “Es un trabajo duro y largo persuadir a tantos congresistas, pero esa es la meta. Sería un paso gigante si logramos elevarnos a esa categoría. Desde la Administración se están estudiando los trámites logísticos para desplazarme a culminar estas labores”, menciona Romaña.

Se espera que este año se apruebe el proyecto de ley, que fomentaría el desarrollo turístico y comercial del municipio. “Lo mejor que le puede pasar a Turbo, por encima de cualquier megaobra es que sea nombrado como Distrito especial portuario, industrial y turístico, porque esa sería la oportunidad de aprovechar todo lo que tenemos geográficamente y apostarle al desarrollo del pueblo”, dice Carlos Beer, encargado de dirigir este proceso en Turbo.

*Corresponsal De la Urbe en la región de Urabá