Un hombre que camina con el blues

Pablo Alzate ha tocado por años en la escena de blues que empieza a ganarse un espacio en Medellín. Con viajes a Nueva York e Inglaterra, ha podido construir un estilo personal para este género musical.

Juan Diego Posada.
jdposadap@hotmail.com
Pablo Alzate en el festival Harley Davidson en Medellín

Pablo Blues asegura que las guitarras acústicas se acoplan mejor a su estilo. Fotografía: Diego Zambrano.

Pablo Alzate ha estado por años construyendo una carrera como músico independiente; su gusto por el blues y el rock, lo han llevado a participar de diferentes proyectos y a buscar espacios en la ciudad para exponer su talento. Su nombre artístico es Pablo Blues; hoy se escucha en varias partes de Medellín.

Por medio de su música, Pablo hace que la ciudad, un sitio que se explora musicalmente a diario, vuelva a encontrarse con las raíces del rock. La tristeza, la melancolía, la alegría y el amor, vienen desde hace décadas marcando el camino del blues, que sirvió como puerto de salida para lo que hoy conocemos como música rock. Así, en el momento en que Robert Jhonson le vendió el alma al diablo en un polvoriento cruce de caminos en Mississippi, la evolución del blues no ha dejado espacio para las dudas.

En Medellín, Pablo se abre espacio, siempre con su guitarra al hombro y con la voz cargada de sentimientos. Escuche el siguiente relato de un hombre que camina con el blues.