Habitar el mundo

La película “Habitación” fue ganadora del premio del público del Festival Internacional de Cine de Toronto. Y Brie Larson ha recibido más de doce premios como actriz principal.

Fotografía: Elevation Pictures, tomada de Vancitybuzz

Fotografía: Elevation Pictures, tomada de Vancitybuzz

 

Por Gloria Isabel Gómez - isabeldandi@hotmail.com

El cine existe como espejo de la sociedad y esto significa que de la humanidad siempre podremos encontrar historias que ahonden en lo más puro y bondadoso, pero también en lo más oscuro e inmoral.

Jack tiene cinco años y ha sido marginado desde que nació en un espacio que da título a esta película. A través del personaje, la narración pone en evidencia el papel que tiene la cultura en la vida de las personas: los procesos cotidianos de socialización, el reconocimiento de símbolos, el contacto con la naturaleza.

El niño se enfrenta al conocimiento del mundo exterior a través de experiencias nuevas, y en este proceso de adaptación tardío, la película cuestiona el papel de los medios de comunicación en episodios escandalosos para la opinión pública pero que por ser traumáticos ya son serios y muy privados. La madre no encuentra tranquilidad al salir de la habitación, y es asediada por la prensa que presiona para dar a las audiencias una historia que todavía no ha sanado para ella y su familia.

Habitación se diferencia de muchas películas porque narra un episodio sórdido y va más allá, mostrando lo que sucede a sus protagonistas y a las personas alrededor cuando un escenario cambia. Más allá de ser un retrato esperanzador sobre una familia, es una visión realista de lo que sucede frente a la obtención y la supresión de la libertad, aprovechando una situación extrema que les ocurre a Jack y a su madre.

Las reflexiones del niño sobre la realidad, pensamientos que comparte con el espectador, recuerdan inevitablemente a Hushpuppy, protagonista infantil de Bestias del sur salvaje (Benh Zeitlin, 2012), quien también atraviesa un proceso de cambio, porque el lugar donde vive y todo lo que ha conocido, está a punto de desaparecer. Este acompañamiento del espectador con el niño permite que las situaciones que producen tristeza y angustia en la primera parte de la película, sean reemplazadas por dulzura y empatía hacia Jack.

Habitación también ofrece miradas nuevas sobre la maternidad y la crianza en condiciones adversas de supervivencia, en tensión con el entorno pero utilizando el amor y la protección como punto de contraste y motor de acción. La complejidad de la madre es trágica comparada con la de su hijo, por haber podido conocer referentes del mundo exterior, pero estar imposibilitada de ofrecerlos a Jack durante sus primeros años de vida.

El guion lo escribió Emma Donoghue, quien es autora del libro en el que está basada la película, lo cual podría explicar por qué es una gran adaptación, que sabe enfrentar los distintos cambios psicológicos de los personajes. El aporte y la interpretación que hacen los departamentos de sonido, fotografía y dirección de arte son modestos y medidos, precisos en sus elecciones, sin efectismos ni exageraciones. El resultado es una narración dramática en la cual es posible conmoverse de extremos positivos a negativos, reiterando así que la naturaleza humana es imprevisible, y que el tiempo puede transformar los sentimientos.

Adicionalmente, la película se fortalece por la calidad de las interpretaciones y la dirección de actores en los que se destaca Lenny Abrahamson, quien en Frank (2014) ya había demostrado destreza en el manejo de reconocidos actores, utilizando un código de humor negro que en Habitación es reemplazado por un drama libre de empalago y melodrama que produce hondas emociones en el espectador.

Esta película fue ganadora del premio del público del Festival Internacional de Cine de Toronto y Brie Larson ha recibido más de doce premios como actriz principal (incluyendo el Globo de Oro, el Bafta y el Óscar).  

En pocas palabras, quien desee ver una película para reflexionar en torno a la condición humana en situaciones adversas podrá encontrar en Habitación un relato que permite sentir dolor, claustrofobia y miedo; pero también ternura, complicidad y esperanza.

Habitación (Room). Dir: Lenny Abrahamson. Canadá/Irlanda, 2015. 118 min. Drama. Reparto: Brie Larson, Jacob Tremblay, Joan Allen, William H. Mac

Reseña publicada en la edición 77 de De la Urbe