Técnicas nuevas para hacer buen periodismo hoy

La evolución de la web, la apertura de los datos y el trabajo en conjunto con otros profesionales han potenciado el oficio de informar.

Foto de: David Trujillo
Foto de: David Trujillo
Por Esteban Hernández, Gonzálo Urquijo, David Trujillo, Alejandro Molina.

“Hablar de periodismo de datos es referirnos a técnicas nuevas en la creación de información periodística que requiere de conocimientos específicos y destrezas en el uso de bases de datos y presentación (visualización) de la información en nuevas interfaces”.

Lo dicho por Jesús Flores Vivar y Cecilia Salinas, en el documento El periodismo de datos como especialización de las organizaciones de noticias en Internet, sugiere que los periodistas deben adquirir nuevas habilidades para desenvolverse en un mundo mediado por las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y donde abunda información.

Las TIC, por ejemplo, han ayudado a generar enormes cantidades de datos en la web. Este fenómeno, conocido, como Big Data, representa, a su vez, una potencial fuente para el periodista. Sin embargo, como es una fuente nueva o fuente no convencional, el periodista debe estar preparado para entrevista o para extraerle información útil.

Debido al reto que estas fuentes implican para los periodistas, hay sitios como schoolofdata que ayudan a explicar conceptos básicos: qué es un dato, cómo se interpretan datos, cómo se alcanza un pensamiento analítico y cómo se narran historias con los datos.

En ese sentido, el reto para los periodistas de hoy es adaptarse a los contextos digitales. Las nuevas tecnologías potencian el trabajo del periodista, no lo sustituyen. “He visto muchos ejercicios en los que se coloca una infografía o un interactivo, como si fuera la única verdad o la panacea del periodismo. Y no es así. El periodismo de datos (…) es un complemento o aliado para contar mejor la historia o, si se quiere, un agregado con lo que se puede dar valor y sabor a esa historia”, dice el periodista de datos Sergio Araiza, quien han sido ponente en el encuentro de periodismo de investigación que dirige la organización Consejo de Redacción. Araiza agrega:

Los datos por si solos no cuentan historias. Los informes estadísticos, por ejemplo, son solo insumos para hacer análisis y construir narraciones profundas. En ese mismo sentido, los volúmenes de información disponibles en la web son solo una materia prima que, a veces, puede tener poco valor. La razón, dice Sara Cohen, periodista de The New York Times, es que la web “es una herramienta tan democratizada que  no todo tiene el rigor de la verdad”.

En todo caso, el periodista contemporáneo si tiene el desafío de saber explotar las nuevas minas de información que hay en la web, por ejemplo las fuentes abiertas y bases de datos. Según Mauricio Sánchez, economista y docente de la Universidad de Antioquia, estas fuentes permiten sistematizar y construir información con fines de análisis. Este significa: resumir, clasificar, contrastar y relacionar los diferentes datos para explorar, describir, explicar o evaluar situaciones.

Gracias a la tecnología, el periodista, según Eva Ferraras en el documento Nuevos Perfiles Profesionales: el Periodista de Datos, “bucea en los datos y, con la ayuda de diferentes programas informáticos, consigue exprimirlos y analizarlos hasta poder encontrar en ellos hechos noticiosos que interesen a la sociedad. Además, no se limita a utilizar los géneros tradicionales para publicar la información, echa mano de recursos multimedia e infografías con el fin de que los datos lleguen de la manera más clara a su público”.

El periodismo de datos, entonces, no es un nuevo periodismo. Ahora cuenta con nuevas herramientas, con las cuales potencia la investigación y la precisión, como explica la periodista argentina Sandra Crucianelli.