¿Qué pasa en el Metro de Medellín?

Por lo menos en tres días de la última semana, algunas estaciones del Metro de Medellín se convirtieron en escenario de desorden, confusión y disgusto. No fueron pocos los usuarios que manifestaron su malestar en las redes sociales. En Twitter y Facebook abundaron las fotos de pasajeros que intentaban, infructuosamente, subirse a algunos de los trenes. De la Urbe consultó a las directivas del Sistema de Transporte Masivo y a algunos usuarios que se vieron afectados. Estas son sus respuestas.

Lunes 16 de febrero, 2: 30 pm., una mujer se quita la vida lanzándose a los rieles

“No era hora pico, pero sí había bastante gente dentro de la plataforma de la estación universidad. Yo no alcancé a ver el momento exacto, pero según lo que decía la gente, era joven que tenía uniforme de colegio y aparentemente no más de 16 años. En el lugar dónde yo estaba había aproximadamente veinte personas y un auxiliar bachiller de la Policía. Todo fue muy rápido e inesperado”. Son  palabras de Andrea Orejarena, estudiante universitaria que se encontraba en el lugar del siniestro. Minutos después de que el sistema se detuviera, el Metro informó: “En este momento la línea A opera por partes entre las estaciones Niquía-Caribe y La estrella-Prado”.

Ante lo ocurrido, Andrea considera que el  Metro de Medellín se queda corto ante este tipo de situaciones por la ausencia del personal de seguridad en las distintas estaciones del sistema. A su vez recomienda más presencia de auxiliares bachilleres de la Policía en las plataformas, que puedan reaccionar, o tal vez evitar eventos de  suicidios, como lo hizo el pasado 23 de abril el auxiliar de la Policía, Luis Alfonso Ramírez.

Por otro lado, delegados del Metro aseguran  que las estaciones cuentan aún con personal de la fuerza pública, vigilancia privada y personal encubierto para garantizar la seguridad de los usuarios.

Miércoles 18 de febrero, 7:30 am., fallas técnicas colapsan el sistema

En plena hora pico el caos se apoderó de algunas de las estaciones del Metro. Según el periódico  El Mundo,  el servicio inmediatamente fue suspendido por lo menos durante dos horas, debido a fallas técnicas que se presentaron en la tracción de uno de los trenes y una avería en la catenaria, que es precisamente el cable aéreo que le da energía a este sistema de transporte masivo. El daño dejó sin servicio a siete estaciones, en la Línea A, entre Hospital e Industriales.

“Cuando un material llega al final de su vida útil antes de lo esperado o lo asegurado por el proveedor del material, eso genera una avería y entonces es en estas situaciones donde el vehículo hay que hacerle un mantenimiento correctivo que en algunas ocasiones es necesario hacerlo en los talleres. Entonces esa es precisamente la situación que se ha venido presentando y cuando surge una avería dentro del sistema Metro, damos orden de evacuación para evitar problemas mayores”, expresó Jorge Ramos, jefe de trenes del Metro de Medellín.

Jueves 19 de febrero, 7:00 pm., a las fallas se suma que alguien indebidamente presiona el botón de emergencia

Usuarios del sistema masivo  manifestaron de diferentes formas su inconformidad por las constantes evacuaciones. Twitter fue testigo de la oleada de comentarios y fotografías que la gente publicaba minuto a minuto, manifestando descontento por las fallas ocasionadas en el Metro.

A través de un mensaje en twitter Jorge Mario Pérez demuestra su insatisfacción con el servicio, “en la estación santa lucia me tocó esperar 14 minutos un tren y luego de tomarlo solo paró en Estadio, no hay derecho. En cuanto a la falla técnica siguen cargando los trenes de gente como ganado sin control, más temprano que tarde va ocurrir una tragedia de grandes proporciones que el Metro no podrá ocultar como hacen con los suicidas y constantes incidentes que ocurren a diario”.

El colapso ocurrió en la  estación Aguacatala y personal del Metro tomó como medida cerrar las puertas  para evitar mayores inconvenientes.En el sentido de sur a norte de la estación universidad, los usuarios acataron la orden de evacuación, también del personal Metro, por fallas en uno de los vehículos que según usuarios estaba fuera del carril.

“Anoche tuvimos dos eventos, uno relacionado con el uso indiscriminado de los botones de emergencia y las palancas de aperturas de puertas. El mal uso de estas provocó la acumulación de usuarios en estaciones. Posteriormente tuvimos una falla en un vehículo. Lo que se debe hacer cuando hay este tipo de fallas, es evacuarlos y traerlo a un retorno, y no dejar  la línea operando a una velocidad restringida porque el impacto es mayor. Esa fue la decisión que se tomó anoche”,  declara el funcionario Jorge Ramos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *