La más educada se raja en lenguaje

En Medellín los estudiantes del grado 11 no solo obtienen promedios bajos en matemáticas, también en español se pelan los próximos graduados.

Un billón 100 mil millones de pesos es el presupuesto que invierte Medellín en educación. Sin embargo, los resultados obtenidos en las Pruebas Saber 11 ubican a Medellín como una de las ciudades con los resultados más bajos en el área de lenguaje.

A pesar de que la ciudad tiene presente las dificultades en la educación y sabe que al solucionarlos ayuda a reducir los indicadores de violencia y pobreza, muchas veces pareciera que fuera de mayor interés estar pendientes de ostentar el título de la más innovadora que de la más educada.

Frente a los resultados obtenidos en las Pruebas Saber 11 por las instituciones educativas bogotanas, se observa el bajo promedio de los estudiantes de Medellín en el área de lenguaje. Dichos resultados desde el 2004 muestran que la educación pública en la ciudad está por debajo de los colegios públicos del país.

Según el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superiro (Icfes), 54,12 % fue el promedio más alto que se obtuvo en la prueba de lenguaje por las instituciones educativas de Medellín, cifra que indica que la educación paisa sigue por debajo de la bogotana, en donde sus resultados fueron mayores, promedio del 70%.

Panorama de los mejores promedios por instituciones en la prueba de lenguaje

En el contexto internacional el desempeño de los estudiantes colombianos en la asignatura de lenguaje ha sido evaluado con distintos tipos de instrumentos como las Pruebas Pisa. Los resultados obtenidos en estos exámenes ubican a Colombia en el puesto 62 entre 65 países participantes.

Desinterés por la lectura… bajos promedios

La poca lectura de los estudiantes que cursan la educación básica y media es la problemática que se evidencia al observar los bajos resultados entregados por el Icfes. De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) los colombianos leen al año tan solo 1, 9 libros en comparación con países como Argentina, Chile y Uruguay cuyo promedio anual es de 5 libros.

El desinterés hacia la lectura tradicional se incrementa cada vez más gracias al alto costo de los textos impresos y a la facilidad de acceso a Internet que tienen los adolescentes en la actualidad, en donde su interés se centra por las redes sociales y la facilidad de navegar en la web, y no en leer por la vía virtual.

Los estudiantes que no leen exhiben muchas dificultades al momento de presentar pruebas para medir los conocimientos. “Es como si los enviáramos a una maratón y sin ni siquiera saber caminar”, dice María Catalina Mejía, magíster en literatura, quien ve como una posible solución a esta problemática “la unión entre los profesores y los estudiantes más pilos en lenguaje, para así ir animando a los otros compañeros a sumergirse en el inmenso mundo de la lectura”.

El presidente Juan Manuel Santos, en este nuevo mandato, catalogó a la educación de calidad como uno de sus tres pilares para lograr un mejor país. Es por eso que el presupuesto para el sector educativo en el año 2015 alcanzará los 28,9 billones de pesos, cifra superior a otras carteras como la de hacienda.

A la ciudad le queda como compromiso comenzar a demostrar cuáles han sido los grandes beneficios de la política de educación “Medellín, la más educada”, que se viene trabajando desde el 2004, la cual brinda mayor cobertura educativa en todas los barrios de Medellín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *