Un museo al aire libre en la Universidad de Antioquia

 La colección de arte público de la Alma Máter inició en 1968 cuando se inauguró la ciudadela universitaria.

Obras de Pedro Nel Gómez, Rodrigo Arenas Betancur, Alonso Ríos Vanegas, entre otros, fueron poblando el campus en sus primeras décadas. Si bien se tenía la intención de que el arte tuviera un lugar sobresaliente, fue en 1999 que se consolidó el Museo Abierto.

“Se impulsó el proyecto porque tener las obras en el campus es una manera de contribuir con la formación integral de los estudiantes y crear públicos en torno al arte”, declara Efigenia Castro, gestora cultural y coordinadora del Museo Abierto.

Esta colección de arte público es una de las más importantes del país, con obras de artistas como Fanny Sanín, Maripaz Jaramillo, Ronny Vayda, Iván Hurtado, Fredy Alzate, Hugo zapata y Luis Fernando Zapata. “Ninguna universidad ni ninguna institución tiene una colección de arte público como tiene este campus”, agrega Castro.

Es el rector Alberto Uribe Correa quien habla directamente con los artistas, va hasta sus talleres y los persuade de donar sus creaciones a la Universidad. El artista dona el proyecto y la universidad se compromete a materializarla con ayuda de la empresa privada que proporciona concreto, metales, pinturas, etc.

Además de trabajar en la consecución de nuevas obras, Museo Abierto contempla la restauración de cuatro de estas por año, para que la colección perdure en el tiempo.

Este proyecto busca insertarse en el circuito cultural de la ciudad de Medellín, en el que se destacan las obras del maestro Fernando Botero.

La intención es que las obras no estén solo en la ciudadela universitaria, en las facultades de Medicina, Salud Pública u Odontología, sino que lleguen también a las sedes y seccionales de la Universidad en las regiones.

El artista de la casa

“El campus de la Universidad de Antioquia es mi segunda casa, el lugar donde he podido desempeñarme y he podido crecer”, declara Alonso Ríos Vanegas, el artista que más ha aportado al Museo Abierto. En el campus hay 4 obras de su autoría y 2 más en las que colaboró.

-El sembrador de estrellas: es la obra más famosa del maestro en el Campus. Está ubicada en la Facultad de Ingeniería y de ella se han hecho más de 300 réplicas en miniatura.

-Busto de Luis Fernando Vélez: “yo quedé muy marcado con la muerte de Luis Fernando Vélez porque habíamos sido grandes amigos. Entonces le propuse a la Facultad de Derecho que me colaboraran con los materiales”, cuenta Ríos acerca de la obra ubicada en la plazoleta central.

-El maestro forjador del futuro: realizada en 1999 a petición de la decanatura de la Facultad de Educación.

-Busto de Porfirio Barba Jacob: ubicado a un costado del Teatro Camilo Torres por encargo de la Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia –Asoprudea.

  Alonso Ríos, quien trabajó durante casi 10 años junto a Rodrigo Arenas Betancur, colaboró en la creación de las 2 esculturas de Arenas en el campus.

-Prometeo Cristo Cayendo: ubicado en el bloque administrativo, la escultura fue elaborada por correspondencia, ya que el maestro Arenas residía en México. Intercambiaban fotos del proceso y el maestro enviaba correcciones que Ríos ejecutaba.

-El hombre creador de energía: esta obra, conocida por la comunidad universitaria como la fuente, fue construida en 1968 a la par del campus. A propósito, Arenas recuerda una anécdota:

“El maestro (Arenas Betancur) puso una modelo, una muchacha morenita, bajita, que no me daba por la esbeltez necesaria de la figura de la escultura. Entonces yo lo que hacía era que a una amiguita mía, muy simpática, que era alta y delgada la dibujaba y traía los dibujos para plasmar el hombre creador de energía. Ella posteriormente fue mi mujer y tuvimos dos hijos. La verdadera protagonista no fue la empleada que puso el maestro sino la muchacha mía”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *