Las amarillas en el fútbol colombiano, un negocio lucrativo

Esta tarjeta cuesta en promedio $117.900, mientras la roja tiene un valor de $255.450 que puede variar según la gravedad del hecho y sumar $2.947.500, como fue el caso de Víctor Zapata del Deportivo Pasto.

Según las estadísticas entregadas por el portal Ligapostobon.com.co y tras sumar las cifras de tarjetas a amarillas desde el año 2007 hasta ahora, el fútbol colombiano sufre de un aumento en la cantidad de amonestaciones durante los últimos torneos, que muestran un incremento de hasta 300 tarjetas amarillas en últimos campeonatos.

Actualmente y según el último boletín de penas y sanciones del comité disciplinario de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), una tarjeta amarilla cuesta en promedio $117.900, mientras la roja tiene un valor promedio de $255.450 que puede variar según la gravedad del hecho y sumar $2.947.500, como fue el caso de Víctor Zapata del Deportivo Pasto, quien fue expulsado por “Conducta antideportiva ante oficial del partido consistente en dar pechazos al árbitro”.

Del torneo clausura de 2007 al apertura de 2009 se presentó una disminución progresiva en el número de amonestaciones impuestas por los centrales. Pero desde el finalización 2010 hasta el pasado torneo apertura de 2013 la progresión fue al contrario: se pasó de 745 amarillas en el último torneo de 2009 a 1.069 en primer campeonato del presente año.

“Uno como periodista podría caer en la subjetividad de que se debe a una política institucional, que ante exigencia de Dimayor los Árbitros estén predispuestos a ser más agudos en el uso de la tarjeta amarilla porque estas representan ingresos económicos para la entidad, pero eso sería subjetivo”, opina el periodista deportivo Amado Hernández.

Sumadas la totalidad de las tarjetas amarillas del semestre anterior y contadas en pesos colombianos, a la Dimayor le entró en el semestre pasado por concepto de amarillas un total de $126.035.100, mientras por las rojas tuvo ingresos estimados de $19,158,750, según cifras entregadas por Ligapostobon.com.co en su centro de estadísticas.

El central que más dividendos por concepto de amonestaciones le dejó a la División Mayor del Fútbol Colombiano, del finalización de 2010 para acá, fue el árbitro Imer Machado. El casanareño mostró 375 amarillas  y 33 rojas, lo que representaría un total de $52.643.670 con el precio de ahora. Aunque es de aclarar que fue el central que más partidos pitó durante ese periodo con 72 juegos.

“¿Quién puede confirmar en el ejercicio arbitral si se actuó subjetivamente, bajo el precepto financiero o si cometió un error en el instante inesperado?”, se pregunta Hernández. “A la par los medios de comunicación ejercen presión sobre los árbitros y podrían servir de estímulo para que ellos estén más propensos a sacar tarjeta y mirar con mayor rigurosidad en el reglamente”, agrega.

Al igual que en la justicia ordinaria, en el fútbol y según los estamentos FIFA, la aplicación de la norma quedará a criterio del árbitro, quien es el único autorizado para determinar si una infracción requiere de la amonestación estipulada en el reglamento por el máximo ente del fútbol mundial.

 

 

Árbitros con más amarillas sancionadas por torneo.

Sumatoria de amarillas de los últimos seis torneos
| Create infographics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *