El deporte a seis manos periodísticas

El ser humano ha desarrollado a través de su historia una particular manera de comunicación, donde mediante símbolos plasma sus conocimientos, pensamientos, críticas y demás elementos que quiera dar a conocer a otro ser humano. Estamos hablando nada más y nada menos que la escritura, ese arte que ha transformado a la humanidad y que ahora es una de más sólidas y fortalecedoras forma de expresión.

En Antioquia tres periodistas que toda su vida han encaminado su labor por el deporte y sus atributos implementaron una metodología de escritura a seis manos para realizar el primer libro de periodismo deportivo en la cuidad, Periodismo deportivo: entre líneas, voces e imágenes.

Jhon Jaime Osorio

Uno de ellos es Jhon Jaime Osorio, periodista y comentarista en canales de televisión como Telemedellín, Señal Colombia, Canal Uno y Caracol. Escritor, docente e investigador. Deportista intermitente pero batallador, actualmente es docente universitario. Fue editor del libro “Lectura y escritura en la educación superior. Diagnósticos, propuestas e investigaciones”. Coautor además de “La imagen, una mirada por construir” y “El boletín de prensa. Fundamentos propósitos y pistas para su elaboración”. Entre otros.

Lo acompañan en esta empresa Amado “El Poeta” Hernández. Es periodista en medios nacionales como Diario Deportivo y Publicaciones Legis. Es narrador deportivo en los canales U, Telemedellín y Teleantioquia y en emisoras como la Cultural de la UdeA, Colmundo, Todelar y Caracol. Se conoce como “El Poeta”, por su estilo plagado de renovación; especie de ritual oral en el cual la palabra y sus infinitas posibilidades detonan en la imaginación de los televidentes.

Davis Zapata es el más joven de este trio de periodistas y ha trabajado en distintas áreas de la comunicación deportiva. Es comunicador social, especialista en Gerencia de la Comunicación Organizacional de la UPB y en docencia administrativa en la FUNLAM. Tiene además el título de Magister en Comunicación Organizacional de UPB. Su vida profesional se ha centrado en el periodismo, las jefaturas de prensa y la dirección de comunicaciones de los juegos Suramericanos Medellín 2010.

El libro de periodismo deportivo que estos tres personajes dieron a luz contiene una amplia explicación académica de la relación del deporte con el periodismo, no solo de la práctica, sino también de sus mutuos aportes a lo largo la historia. La idea de hacer este texto nació, según Davis gracias a una inquietud que surgió en una cabaña en punta Bolívar Córdoba, en febrero del 2012, por la noticia de la celebración de los 60 años de ACORD Antioquia, y el motivo de que no se había escrito hasta el momento algo que recopilase esos 60 años de labor conjunta del deporte  y el periodismo.

La metodología la decidieron en una cafetería de la Universidad Luis Amigó entre Jaime y Davis, al concretar su interés por la realización del libro. “Aprovechando la experiencia vivida con otros grupos de trabajo en anteriores creaciones literarias que realice, le propuse a Davis trabajar al tiempo en el texto, sin temor a ser corregido por otro, con total respeto y confianza en lo que se escribiría y en lo que se corregiría”, dice Osorio, y se dieron cuenta que sería necesaria la intervención de otro autor, que le diera más profundidad y experiencias a la, en ese entonces, futura creación. Así, llamaron a Amado Hernández, un viejo conocido, amigo y colega que con gran disposición y entusiasmo acepto la propuesta y comenzó de inmediato la labor de escribir.

Se formó una triangulación de experiencias alrededor de este libro. Osorio con su experiencia en televisión principalmente, Amado “El Poeta” con sus narraciones memorables en radio y Davis con una mirada más fresca y corporativa del periodismo deportivo.

Entre letra y letra, chiste y chiste, a seis manos se empezó a escribir el denominado primer libro de periodismo deportivo en Colombia con la firme intención de innovar en la bibliografía del deporte colombiano, después de la única reunión presencial de los tres autores, se denominaron los tópicos generales del texto.

Luego todo fue realizado por medio virtual, cada uno comenzó con el tema que creía más de su conocimiento y le pasaba lo escrito a uno de los otros, este con total libertad le hacia las correcciones que creía pertinente, sin dañar la idea central del texto, pero dando un tono diferente con su aporte. Cuando los tres hacían el proceso se repetía hasta que todos dieran la última palabra de aprobación.

El método de escritura resultó muy ventajoso para la pronta entrega del texto, y a pesar de las brechas tan grandes en experiencias, edades, y conocimientos, los conflictos no fueron relevantes en ningún punto del proceso.

“Cada uno cuenta con madurez y poco ego, eso ayudó mucho a que el método pudiera conducirnos al resultado que queríamos. Ninguno se molestaba cuando se le corregía, todos fuimos puntuales a la hora de entregar material o de hacer entrevistas  sin dejar de lado las labores diarias”.

Así lo explica Osorio, el principal promotor del método de escribir a seis manos.

Davis Zapata

Para Davis lo más difícil fue la exigencia de tiempo para escribir a diario, sus ocupaciones laborales no le permitían normalmente un espacio para ello, pero con disciplina logró seguir el ritmo a sus compañeros de escritura y descubrió que dejando a un lado la pereza puede llegar a parecerse un poco a esa cultura europea de escribir, por lo menos, un libro cada seis meses. Amado a la hora de escoger el título del texto no quedó muy conforme, el proceso de elección fue muy democrático, y en el calor de temporada de Juegos Olímpicos, decidieron proponer varios títulos, y calificarlos como lo hacen en una carrera de bicicross. A la hora de tener los 10 títulos finalistas, ninguno de los títulos propuestos por “El Poeta” recibió suficiente calificación por lo tanto se nombró como lo propuso Davis “Periodismo deportivo: entre líneas, voces e imágenes”.

Para Jhon Osorio todo el proceso fue una gran aventura, una experiencia innovadora e inolvidable que lo llena de gratificación cada vez que uno de sus alumnos y futuros colegas le cita en sus trabajos o le comenta sobre su labor en el texto.

Finalmente queda la enseñanza de que se puede trabajar a seis manos en un solo tema, sin rencores, sin ganas de pasar por encima del otro, todo con miras a un trabajo bien hecho, con bases para otras generaciones que quieran buscar libros sobre periodismo deportivo en la cuidad. Pues aunque se ha escrito sobre el tema, el enfoque y las anotaciones de este nuevo material son inéditos en Medellín. Se han escrito crónicas, experiencias, teorías, pero según los autores, nada combina y argumenta la mutualidad entre el deporte y el periodismo como este texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *