Jóvenes consumen químico para aerosoles y pesticidas

El llamado “Dick”, “Ladys” o “Fragancia”, es un líquido químico con leve aroma dulce llamado cloruro de metileno . Este líquido, utilizado como solvente industrial, removedor de pintura y en la producción de aerosoles y pesticidas, es también usado entre los adolescentes como un producto inhalable que altera las percepciones y el estado anímico.

En el Estudio Nacional de Sustancias Psicoactivas en la Población Escolar Colombiana , realizado en el año 2011, se destaca la preocupación por el aumento del consumo del cloruro de metileno en los adolescentes escolarizados.

El promedio de edad de primer uso de Dick es de 13 años y medio, sin diferencias entre hombres y mujeres y con una proporción de 50% que iniciaron el consumo entre los 13 años y 15 años”. Además, el mayor número de jóvenes consumidores de cloruro de metileno cursan los grados octavo, noveno y décimo:

De igual forma, es preocupante el predominio del consumo de estas sustancias en zonas de Quindío (8,46%), Caldas (6,62%), Risaralda (5,97%), Bogotá (5,77%) y Nariño (3,72%):

El consumo de Dick varía entre hombres y mujeres, colegios públicos y privados y estratos socio-económicos. El diario El Espectador publicó algunas cifras del estudio realizado en el 2012 por el Observatorio de Drogas del Eje Cafetero , la Universidad Tecnológica de Pereira y el  sobre el Dick, que surgió a raíz del incremento en el uso de esta sustancia.

Como lo cita este diario el perfil de los jóvenes que consumen Dick “están entre los 12 y 20 años, con una edad promedio de 15,5 años. La mayoría son hombres (65%). El 75% estudia en colegios públicos. La mitad está entre 8º y 9º, mientras en las privadas (instituciones), 9º y 11º. Son jóvenes pertenecientes principalmente a los estratos 1,2 y 3 (85%)”. Estas cifras varían de acuerdo al municipio. En Caldas el mayor número de consumidores son mujeres, de estratos 4, 5 y 6 y pertenecen a colegios privados.

Los efectos tras la inhalación de esta sustancia, directamente del frasco o a través del “mangazo” (utilizando algún tipio de trapo), dura entre 5 y 15 minutos. Su corta duración hace que el joven inhale constantemente cloruro de metileno o consuma otro tipo de sustancias psicoactivas.

Para la doctora del Departamento de Toxicología del Hospital Universitario San Vicente de Paul, Francoise Crepe “cuando se inhala este tipo de sustancia se empieza a producir monóxido de carbono (gas inflamable, altamente tóxico) lo que genera una deficiencia de aporte de oxígeno a la sangre, a los tejidos y al cerebro, y puede terminar en la muerte”.

En el Hospital San Universitario Vicente de Paul no hay un registro del número de pacientes que han inhalado Dick ya que el cloruro de metileno es consumido junto con otras sustancias psicoactivas: el sacol, la marihuana o el éxtasis. A esto se le adiciona el fácil acceso a este producto en el mercado.

El o la joven que consuma “Dick”, “Ladys” o “Fragancia” a futuro, a demás de intoxicar su cuerpo con monóxido de carbono podrá, tal y como lo explica la doctora Crepy, “exponerse a leves períodos de hipoxia (Bajo nivel de oxígeno en la sangre), en esa medida el cerebro no funcia al cien por ciento y puede alterar la personalidad, generar depresión e irritabilidad y perjudicar la funcionalidad cognitiva como las formas de pensar, la lógica (las consecuencias de los actos) y el juicio (esto está bien o está mal), por lo que le es difícil evaluar los riesgos”.

[soundcloud id=’91136074′]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *