Recuperar el Río con un megaparque

Las calmadas aguas del Río Medellín viajan de sur a norte atravesando toda el Área Metropolitana. Al  pasar por la capital antioqueña, a los costados del afluente, se encuentra la Avenida Regional que al ser un eje principal de la ciudad, estrecho y lento, colapsa con frecuencia a ciertas horas del día. Para atender este problema y con el objetivo de logar una renovación urbana, la administración metropolitana propuso el proyecto Parque del Río Medellín.

La propuesta es soterrar las rutas aledañas al río para perfeccionar las vías y mejorar la movilidad. Haciendo esto se va a generar una gran plazoleta arriba, la cual será transformada en un megaparque que modificará con fuerza la movilidad, el medio ambiente, el componente urbano y el componente social.

Foto EDUEste proyecto lo dio a conocer directamente el alcalde Aníbal Gaviria Correa, como una muestra de la importancia que tiene para la municipalidad, y consta de tres sectores: Sur, Medio y Norte. Desde Sabaneta, en la frontera con Caldas, hasta los talleres del Metro, en Bello. El primer tramo tiene una longitud de 7.1 kilómetros, el sector medio que concuerda con Medellín tiene 18.1 kilómetros y el sector norte, en la parte donde se une con Bello, tiene 1.1 kilómetros.

En el tramo medio se transformarán 329 hectáreas con intersecciones nuevas y modificadas. Además se instalarán 32 puentes peatonales, 58 kilómetros de ciclorutas, 74 kilómetros en senderos peatonales, una vía superficie de 397,2 km-carril, una vía cubierta de 43,4 km-carril y 13 puentes vehiculares, según el informe entregado por la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU).

Sobre la plazoleta, además de fortalecer la parte ambiental al incrementar el espacio verde por persona, se va a renovar la zona urbana.

La idea es que el megaproyecto no sea un parque de uso exclusivo que solo lo usen las personas que viven a su alrededor. Según Carlos Eduardo Macías Torres, ingeniero y director técnico del proyecto, va a ser un sitio de encuentro y de conectividad para toda el Área Metropolitana. “Esta conectividad le va a permitir a las personas acercarse al parque de diferentes maneras, vamos a utilizar las quebradas como conectores, los transportes masivos y las estaciones del Metro”, concluyó.

El proyecto tiene tres etapas. Primero los estudios y diseños, luego la fase de construcción y por último la operación y mantenimiento. Para la primera etapa se va a realizar un concurso internacional de arquitectura que se llevará a cabo el 18 de abril y consta de dos rondas, en la primera donde se saca una idea básica y en la segunda se presenta un anteproyecto. El diseño estará seleccionado para los primeros meses del 2014.

Actualmente está en su primera fase, donde aún no se conoce el diseño, por lo que resulta difícil saber el valor total del proyecto. 1.9 billones de pesos es lo que calcula Carlos Macías. “740 mil millones de pesos se financiarán con el recurso del municipio y el resto, 1.2 billones mediante la concesión y alianzas publico-privadas”, expone el informe entregado por la EDU.  Foto EDU

Según  Macías, el megaparque tardará en construirse aproximadamente cinco años. Esta construcción va a permitir una conectividad transversal, que facilitará desplazarse de sur a norte de manera continua.

La idea es que ayude considerablemente a la movilidad de la ciudad, cree lugares de participación, instaure zonas verdes y genere empleos durante y después de la construcción; pero para que esto funcione se necesita compromiso. Con planos, con informes y con fotografías del proyecto, este ingeniero que sueña con un parque muy ecológico, cree que para que esto funcione se necesita que la gente se enamore del parque como se enamoró del Metro.

Una vez terminada la obra se establecerá una cultura muy similar a la del tren metropolitano. Se impulsará un comportamiento en el que no se tiren papeles, no se raye, no se duerma y no se consuma droga.

Aunque a lo largo de la historia de Medellín han existido diferentes propuestas para recuperar el río pocas se han concretado. Este proyecto que está incluido en el plan de Desarrollo 2012-2015 es muy similar a los demás, la única diferencia es que “el Alcalde quiere hacerlo”, dice Carlos Macías con un tono entusiasmado y explica que el error de las otras propuestas estuvo en que “no hubo alguien con la iniciativa”.

La administración municipal tiene dos intereses: dejar los estudios y diseños terminados y finalizar, sino es un tramo completo, por lo menos obras importantes en la zona central (San Juan, Colombia y la 33).

Para que la siguiente administración continúe con el megaparque se debe contar con un concesionario que se encargue de darle continuidad al proyecto y lo ejecute.