Ir al centro de Medellín es un plan turístico

Según el Sistema de Indicadores de Turismo de Antioquia, 156.792 extranjeros y 259.319 colombianos visitaron el departamento en el año 2011, la mayoría llegó  de Estados Unidos, Venezuela y Ecuador. Los principales motivos de las visitas que recibe el departamento son eventos académicos, empresariales, culturales y deportivos.

Medellín se ha caracterizado por tener un elemento diferenciador en su enfoque de turismo; el ser anfitrión de eventos y convenciones, que a su vez lo convierte en un escenario importante para el turismo de negocios, siendo este el punto más explotado en cuanto a turismo en la ciudad; las ferias y las vacaciones ocuparían lugares secundarios.

El Bureau de Medellín es la institución encargada de vender la ciudad para estas actividades y con ello fomenta y fortalece todos los sectores involucrados en el turismo como la hotelería, la gastronomía, el ocio y el entretenimiento.

El centro de Medellín cuenta con una oferta comercial, académica y cultural importante, con lo cual se hace necesario visitarlo no solo por quienes allí trabajan o compran, sino también por quienes pretenden visitar lugares de interés turístico y conocer la ciudad desde la gente y sus costumbres hasta su patrimonio.

El Turibús es un proyecto que ofrece recorridos generales por la ciudad o específicos sobre lugares particulares, también brinda tours a diferentes municipios del departamento. Con un costo de 18.000 pesos, y un recorrido de cuatro horas los turistas pueden observar los lugares más importantes de la ciudad, el objetivo del tour es que cada persona identifique cuáles lugares quiere conocer en profundidad para luego visitarlo con más tiempo.

Del centro, el Parque Bolívar, el Parque Berrío, el Museo de Antioquia, la Catedral Metropolitana, y la Plaza de Botero son los puntos de mayor interés y de mayor flujo de turistas.

Mónica Arbeláez directora de Comunicaciones del Museo de Antioquia explica que con más de 299.000 visitantes en el año 2011, este museo es el más visitado de la ciudad, reconociendo que no solo ingresan allí turistas sino también medellinenses que pueden acceder al espacio de manera gratuita siendo estratos 1, 2 y 3, personas mayores de 60 años o menores de 12; esta promoción se da también en otros espacios de Medellín.

Comprar, comer, caminar, visitar un museo, bailar, escuchar tango y usar los servicios de una biblioteca; todo en el mismo lugar, el centro. Lea Holtmann y sus amigos alemanes resaltan los servicios del metro para ir de un lugar a otro y coinciden en su gusto por el Parque Botero y el Museo de Antioquia.

Andrea Muñoz y Jaber Cerón, visitantes de Pasto, se sorprenden por la cantidad de gente que camina en el centro de Medellín, de la misma forma relatan que “para hacer compras aguanta” al expresarse sobre la oferta comercial.

El tema de Pablo Escobar, los lugares en los que vivió, se movió e intervino, generan mayor curiosidad para los turistas. Luis Fernando Gallego, conductor de Turibús, evidencia su molestia sobre las pretensiones de los turistas, que lo interrogan constantemente y para lo cual, por ética personal, política de la empresa y sugerencia de la Alcaldía, no emite ninguna respuesta ni opinión.

Por otra parte, Gallego explica que los flujos de turistas tienen épocas de mayor movimiento y corresponden a nacionales en las vacaciones escolares, y extranjeros en las ferias y fiestas (de las flores y navideñas).

El centro es un sitio obligado para los turistas; no obstante la ocupación hotelera del centro es la más baja en comparación con la zona Laureles-Belén que es la primera y el Poblado en segundo lugar. Las cifras de ocupación hotelera en el centro de Medellín, indican que cayó desde 2007 hasta el 2012 más de un 10 por ciento.

Con la intención de enfrentar esta reducción en sus ventas, los hoteles del centro se han adaptado a las nuevas condiciones; así, el Hotel Nutibara, le está apuntando en la actualidad a los eventos corporativos. Edwin Andrés Cano, ejecutivo de cuenta del Hotel, propone explotar las cualidades del centro para fomentar la ocupación de los hoteles del sector, entre ellas la cercanía con los centros culturales y con la zona norte (Parque de los Deseos, Parque Explora, Jardín Botánico).

Tres estudiantes bogotanos, que llegan a la ciudad para participar en el XIV Congreso de Antropología en la Universidad de Antioquia, aprovechan su tiempo libre para conocer, su objetivo era visitar el Palacio de la Cultura y el Museo de Antioquia. Esto los llevó a darse un paseo por el centro, que se les parece a Bogotá con respecto al dinamismo. “El centro de Medellín combina lo popular y las estructuras culturales; aquí se puede hacer turismo y al mismo tiempo observar la vida cotidiana de los habitantes”.

La reducida oferta y ocupación hotelera, las debilidades en seguridad y el caos con respecto a los usos indebidos del espacio público, en Medellín, el centro es una muestra fundamental de la historia, la modernidad, las prácticas y las costumbres de Medellín y sus habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *