Almacenar datos: del selectrón a la nube

El pasado 1 de octubre el disco compacto cumplió su trigésimo aniversario en el mercado. Desde su lanzamiento hasta el presente, la tecnología nos ha ofrecido dispositivos que pueden albergar una cantidad de información impensable hasta hace unos años, cuando los soportes extraíbles no sobrepasaban un gigabyte.

La historia del almacenamiento digital nos remonta hacia la primera mitad del siglo XX con memorias y discos duros del tamaño de un frigorífico, los cuales, a medida que las compañías competían por sacar productos más rápidos, livianos y de alta capacidad, fueron transformándose en las herramientas que actualmente conocemos.

Con la evolución de internet no necesitamos en muchos casos más que una cuenta en un sitio donde podemos guardar gigas de información en la nube.

 

on Dipity.

  • delaurbe

    La información genera una gran incertidumbre. Si la nube desaparece ¿dónde quedará nuestra información? Al mismo tiempo, el cúmulo de datos que uno alcanza a guardar a lo largo de los años es agobiante.

  • http://www.facebook.com/godeloz Diego Agudelo Gómez

    La información genera una gran incertidumbre. Si la nube desaparece ¿dónde quedará nuestra información? Al mismo tiempo, el cúmulo de datos que uno alcanza a guardar a lo largo de los años es agobiante.

  • Mauricio Sánchez Puerta

    Muy interesante el recuento pero creo que podemos ir más atras… el almacenaje de datos supone la revisión del dato… y la posibilidad de reproducción. 

    podemos pensar en los primeros sonidos e imágenes conservados en elementos a través de principios físicos y químicos…

    El sonido con los cilindros de fonógrafo y las imágenes con los daguerrotipos…